Paseando por mis estanterías

Hace unas semanas comencé un tour por mis estanterías en instagram stories. Lo comencé enseñando un estante cada día pero la verdad es que no fue como me esperaba. Fue un formato que no me convenció, además había días que podía hacerlo y otros que no. Fue pasando el tiempo y lo dejé a medias, solamente enseñé una de las estanterías que tengo. He decidido que voy a hacer ese tour en formato escrito, me gusta más el formato y además es algo que perdurará en el blog. Será una sección que publicaré de forma muy espaciada y en cada entrada me centraré en un estante o dos, dependiendo de la capacidad de cada uno de ellos.

Comienzo esta nueva sección con la estantería donde tengo la mayoría de libros en edición bolsillo. En este caso voy a centrarme solo en un estante, el primero, porque considero que tiene suficiente contenido. Antes de entrar en materia quiero explicar un poco como los suelo colocar: por editoriales y en orden alfabético.

1.jpgEn el primer estante, lo primero que nos encontramos es una torre (sé que habrá gente que me dirá que así se estropean los libros, llevan años así y están en perfectas condiciones). En esta torre tengo, de abajo hacia arriba, los libros de DeBolsillo (lomo granate), Austral (bolsillo tapa blanda), Penguin Clásicos y RocaBolsillo.

Las ediciones DeBolsillo, de lomo granate, son unas ediciones que me gustan mucho, tanto por su estética como por su precio. ‘Cartas de la cárcel’ de Louis Ferdinand Céline. Tras la Segunda Guerra Mundial, el autor fue detenido en Dinamarca y en este libro encontramos las cartas que escribió durante su estancia en prisión. 2‘Rayuela’ de Julio Cortázar es una novela muy conocida que aún no he podido leer, tengo que reconocer que le tengo un poco de miedo. Lo mismo me ocurre con ‘El nombre de la rosa’ de Umberto Eco, tengo ganas de leerlo y a la vez le tengo bastante respeto. ‘La dama de las Camelias’ de Alexandre Dumas (hijo) es un libro que llevaba mucho tiempo queriendo tener. Tras bastante tiempo en busca de él, me lo encontré por casualidad y ahora solamente me falta encontrarle su momento. Gabriel García Márquez es un autor al que recurro muy de vez en cuando y siempre es un acierto. En esta edición tengo ‘Del amor y otros demonios’, será el próximo que lea del autor. ‘Vida y destino’ de Vasili Grossman es otro libro al que tengo mucho respeto. Tengo que reconocer que después de leer la reseña que publicó el blog Bienvenida narrativa, estoy deseando hacerle un hueco. ‘El viejo y el mar’ de Ernest Hemingway es lo único que he leído del autor, encima dos veces. Tengo que reconocer que es una obra que no me convenció y que ha hecho que por el momento no haya leído nada más del autor. ‘Mágico, sombrío, impenetrable’ de Joyce Carol Oates es una reciente incorporación a mi estantería, estoy deseando leerlo. Continuamos con George Orwell con ‘Rebelión en la granja’, libro que me encantó, y ‘1984’ libro que comencé hace tiempo pero no era su momento. ‘La carretera’ de Cormac McCarthy fue una gran lectura, es un libro que recomiendo sin ninguna duda, una historia dura que deja huella. Y por último, ‘Orlando’ de Virginia Woolf. Aún no me he estrenado con la autora pero tengo claro que cuando lo haga será con este libro. A continuación tengo tres libros de Austral, son los que tengo en edición de bolsillo con tapa blanda. Tengo que reconocer que estas ediciones no me terminan de convencer. Tienen portadas muy bonitas pero son demasiado blandos, considero que se estropean muy fácilmente. En esta edición tengo a Yasunari Kawabata por partida doble. Por un lado, ‘Kioto’, novela que disfruté mucho y de la que os hablé en esta entrada, y por otro lado, ‘El rumor de la montaña’, será mi próxima lectura del autor. Y también tengo la famosa novela de Torcuato Luca de Tena, ‘Los renglones torcidos de Dios’. No entiendo como aún no lo he leído porque sé que será una lectura que me encantará.

A continuación tengo los dos libros que tengo de Penguin Clásicos. ‘Madame Bovary’ de Gustave Flaubert, novela que llevo con ganas de leer desde hace mucho tiempo, tengo que hacerle un hueco en cuanto pueda. Y ‘La letra escarlata’ de Nathaniel Hawthorne, lo estoy leyendo actualmente para el Club Pickwick, no tardaré en traeros mi opinión sobre él. Y por último tengo dos libros de RocaBolsillo, los dos de Neil Gaiman. ‘American Gods’, libro que disfruté y del que actualmente estoy viendo la serie que lo adapta, y ‘Los hijos de Anansi’, que personalmente me gustó más. De estas dos novelas os hablé en esta entrada.

Después de esta torre tengo todos los libros que tengo de la editorial Anagrama, tanto los Anagrama Panorama de Narrativas como los Anagrama Compactos. De Paul Auster tengo dos novelas, una en Panorama de Narrativas y otra en Compactos, ‘El libro de las ilusiones’ y ‘Mr. Vértigo’. ‘El libro de las cosas nunca vistas’ de Michel Faber pretendo leerlo a lo largo de este año, espero poder hacerle pronto un hueco. Con John Fante sucede igual que con Paul Auster, tengo uno en Panorama de Narrativas y otro en Compactos. Son ‘Sueños de Bunker Hill’ y ‘Pregúntale al polvo’, ambos pertenecen a la saga de Arturo Bandini y os hablé de ellos en esta entrada. 3‘La conjura de los necios’ de John Kennedy Toole es un libro que estuve mucho tiempo buscando. Tengo que reconocer que aún no lo he leído porque le tengo un poco de respeto, tengo miedo a que me defrauda. ‘Diario de un hombre humillado’ de Felix de Azúa, es un libro que me han regalado y del que no sé nada, por no saber no sé ni cuándo lo leeré. A continuación tengo el único libro que tengo de Charles Bukowski, ‘La senda del perdedor’. Tengo que reconocer que he leído poco escrito por Bukowski, pero lo que he leído me ha gustado mucho. ‘A sangre fría’ de Truman Capote lo comencé a leer hace bastante tiempo pero tengo claro que no era su momento. ‘Historias extraordinarias’ de Roald Dahl, es de mi hermano y creo que lo he leído de niña, no lo tengo muy claro así que me gustaría volver a leerlo. A continuación tengo las dos novelas que tengo de Delphine de Vigan, ‘Días sin hambre’ y ‘Nada se opone a la noche’ (¡leedlo!). De estos dos libros os hablé en esta entrada. ‘Canadá’ de Richard Ford es un libro que tiene muy buenas críticas y al que espero hacerle un hueco pronto. ‘Nunca me abandones’ de Kazuo Ishiguro, otro libro que comencé pero que no era su momento. ‘Cómo ser mujer’ de Caitlin Moran es un libro que pretendo leer este año, tengo muchas ganas de hacerlo. ‘Lolita’ de Vladimir Nabokov, novela que no pude terminar de leer, que lo tengo abandonado y que no lo retomaré nunca. ‘El lector’ de Bernhard Schlink fue un libro que disfruté mucho en su momento, ¿os gustaría que hiciera una entrada sobre el libro y la adaptación?. Y por último, en cuanto a Anagrama, ‘El planeta americano’ de Vicente Verdú, una lectura obligatoria del instituto.

Y llegamos a la última parte de este primer estante. En esta última parte tengo los libros de Gatopardo Ediciones, de :Rata_ Books y de Palabrero Press. Comienzo con Gatopardo Ediciones, de los que tengo tres libros. 4‘Paseando con hombres’ de Ann Beattie, no es una lectura para mi, no lo he disfrutado y no es lo que me esperaba. Os hablé sobre él en esta entrada. ‘Mujeres excelentes’ de Barbara Pym es una novela que me encantó, fue lo primero que leí de la autora y me enamoró por completo. Cuando lo leí me entró la #FiebrePym, he leído otra de sus novelas y espero no tardar en volver a leer algo suyo. También tenéis mi opinión más extensa en esta entrada. Y por último, ‘Dame tu corazón’ de Joyce Carol Oates, una recopilación de cuentos de la autora. Ha sido lo primero que leo de esta autora y ha sido amor a primera vista, estoy deseando leer más relatos o novelas suyas. También tenéis mi opinión en esta entrada. A continuación nos encontramos con ‘La vegetariana’ de Han Kang, mi compra para el Día del libro, fue todo un acierto. La edición de :Rata_ es una auténtica maravilla y la novela me ha parecido impresionante. Os he hablado, como he podido, de lo que me pareció en esta entrada. Y por último, pero no menos importante, tengo de Palabrero Press el libro ‘Los huesos de Louella Brown’ de Ann Petry. Es un recopilatorio de relatos de la autora, una autora de la que no tenemos nada más disponible en castellano. Ha sido un total descubrimiento y espero que se traduzcan más de sus obras. Tenéis mi opinión de este libro en esta entrada.


⇒ Espero que no se haya hecho una entrada muy extensa. Contadme, ¿os gusta esta nueva sección?, ¿en qué libros coincidimos? 

Anuncios

Serie | Rectify (T1-T4)

¿Cómo hablar de Rectify? ¿Cómo intentar que más personas le den una oportunidad? ¿Cómo plasmar en unas palabras todo lo que esta serie contiene? Estamos ante una serie diferente, una serie que merece muchísimo la pena pero que por desgracia es poco conocida. Tengo que reconocer que eso me duele, me duele que la gente no se anime a verla, que pase tan desapercibida. Tengo claro que algo pasa con esta serie pero no sé el que. rectify-posterNo sé si la gente huye del reparto poco conocido, si la premisa en un principio no les parece atractiva o si es que la serie no ha tenido una buena estrategia de marketing y publicidad. Porque hay que ser realista, hay series a las que se les da más bombo que a otras, series que te meten por los ojos, series que casi te obligan a ver. Pero también nos encontramos casos que son todo lo contrario, series que no tienen tanto bombo y tan buen marketing y publicidad. Pero también tengo claro que es una serie maravillosa, una serie que seguro que disfrutarán muchas personas. Así que, si os llama un mínimo la atención, si os pica la curiosidad, dadle una oportunidad.

Daniel Holden, el protagonista de esta serie, ha estado diecinueve años en el corredor de la muerte de Georgia. Ha estado allí debido a que lo acusan de violación y asesinato de una chica de su mismo pueblo. Tras pasar tantos años en el corredor de la muerte vuelve a estar en libertad, debido a unas pruebas de ADN que ponen en tela de juicio esa acusación.

¿Cómo volver a vivir en libertad después de pasar tantos años encarcelado? ¿Cómo superar la agorafobia que sufres en un principio? ¿Cómo intentar recuperar todo el tiempo que has perdido mientras estabas encerrado? ¿Cómo regresar a la vida familiar como si no hubiera ocurrido nada? ¿Cómo regresar a una ciudad completamente diferente? ¿Cómo vivir tranquilamente si te sientes continuamente cuestionado y observado? Estas son algunas de las cuestiones que bombardean al espectador cuando comienza a ver la serie, y también son las cuestiones que bombardean la mente de nuestro protagonista.

 

Daniel ha pasado diecinueve años en un espacio pequeño, encerrado con su mente, encerrado con su soledad. Eso ha hecho mella en su personalidad, ha cambiado su vida, ha cambiado su forma de ser. El espectador es testigo de cómo intenta volver a la normalidad. Tras tanto tiempo, la ciudad ha cambiado pero sigue siendo juzgado, cuestionado y mirado con recelo, eso no ha cambiado. Su propia familia también ha cambiado, no entraré en detalles pero hay nuevos integrantes y la situación no es como cuando él entró en la cárcel. Daniel es una pieza a la que le cuesta encajar en el puzzle actual, tiene que empezar de cero y eso es difícil. El espectador consigue ponerse en la piel de Daniel, meterse en su mente. Sientes sus dudas como propias, sientes sus temores, te oprimen sus pesadillas, sufres a su lado. Pero también te ilusionas con sus descubrimientos, con sus primeras veces, con sus sonrisas. Como ya digo, la vida ha cambiado mucho y él va descubriendo poco a poco esas novedades. No paro de hablar de Daniel, pero es que tiene prácticamente todo el peso, es un protagonista que lo es prácticamente todo. Es un gran protagonista, diferente e increíble. Aden Young hace una interpretación increíble, sus miradas y sus gestos son una auténtica maravilla. Esas miradas, esos gestos, transmiten incluso más que sus palabras.

Pero el espectador también es testigo de cómo esto ha influenciado en la otra parte, en la familia. La encarcelación de Daniel es un golpe muy duro para la familia y su puesta en libertad por un lado es un respiro y por otro, todo lo contrario. Vamos viendo como las heridas antiguas se van curando poco a poco pero también cómo se van abriendo nuevas heridas. No quiero centrarme en la situación de la familia, no quiero centrarme en cada componente. Pero no puedo pasar por alto a dos personajes, no puedo irme de aquí sin hablar de ellas aunque solamente sea un poco. Amantha Holden es la hermana de Daniel y está magníficamente interpretada por Abigail Spencer. Adoro a este personaje, adoro lo luchadora que es. También adoro a la madre de Daniel, Janet Talbot (J.Smith-Cameron), nos transmite muchísima ternura y le cogemos un cariño tremendo.

 

Nos encontramos ante una serie que cuida y mima hasta el mínimo detalle. No solamente nos tenemos que quedar con lo que nos cuentan, con los diálogos, también nos tenemos que fijar en esos silencios tan perfectos que hay a lo largo de la serie. Esos silencios tan necesarios, esos silencios que tanto cuentan. Pero el espectador también tiene que ir más allá, tiene que sacar conclusiones, tiene que fijarse en cada mínimo detalle.

Como ya digo, tiene muchísimo mimo con cada detalle. La banda sonora es una maravilla, es melancolía pura, encaja perfectamente con cada momento. La fotografía es para admirarla, para no despegar la mirada ni un solo segundo de la pantalla. Y también las interpretaciones son sobresalientes, son actores que bordan su papel, que me va a costar muchísimo verlos en un papel que no sea este. Por último quiero hablar de los finales, del final de cada capítulo, esos finales dejan un regusto amargo, no puedes dejar de pensar en la vida de Daniel. No puedes quitártelo de la mente, no quieres que Daniel se esfume, quieres que forme parte de ti, de tu vida.

Rectify ha sido una serie que me ha fascinado desde un principio, una serie diferente, una serie que merece mucho la pena. No me quiero repetir pero dadle una oportunidad, no os arrepentireis.


📺   Rectify | 4 temporadas | 2013 – 2016 | 30 capitulos | 48 min. capitulo | EEUU | Director: Ray McKinnon | Productora: Sundance TV | 8’5/10

📎 Más opiniones de esta serie: Crónicas de Magrat

Literatura oriental en mi estantería (V)

¡Cómo echaba de menos preparar, y publicar, estas entradas! Hace un par de meses, publiqué la cuarta entrega de esta sección y tengo que reconocer que ha pasado el tiempo volando, pensé que no pasara tanto tiempo. Así que ha llegado el momento de publicar una nueva entrega, de seguir recorriendo mis estanterías en busca de literatura oriental. Hoy quiero hablaros de cuatro autores japoneses, algunos son nuevas incorporaciones en mi estantería, algunos los he leído y a algunos aún no, pero no tardaré en hacerlo.

DSC02183

Comienzo con Natsuo Kirino, pseudónimo de Mariko Hashioka. Está considerada como una de las escritoras japonesas más populares, y ha escrito gran variedad de novelas y cuentos. Kirino es reconocida por sus novelas policíacas, pero en realidad comenzó su carrera como escritora escribiendo novelas románticas. Se topó con la cruda realidad, se dio cuenta de que ese género, en su Japón natal, no interesaba mucho, por lo que decidió centrarse en la novela policíaca. En castellano, tenemos disponibles tres de sus novelas: ‘Out’, ‘Grotesco’ y ‘Crónicas de una diosa’. En concreto, en mi estantería, tengo su novela más reconocida, ‘Out’, con la que consiguió el premio más alto de Japón, en cuanto a literatura de misterio, el Premio escritores de misterio de Japón. Esta novela, cuando se publicó en Japón, causó bastante revuelo. Se centra en la vida de cuatro trabajadores del turno nocturno de una fábrica de comida preparada, en los suburbios de Tokio. Los cuatro trabajadores tienen diferentes problemas en sus vidas y de repente, debido a ciertos sucesos, sus vidas se van transformando en algo inesperado. Esta novela lleva tiempo esperando en mi estantería y la verdad es que tengo muchas ganas de ponerme con ella. Tengo mucha intriga y quiero saber porque ha producido tanto revuelo en Japón. Espero no tardar en leerlo y traeros mi opinión.

Hiromi Kawakami es una de las escritoras más populares de Japón y es una de las nuevas habitantes de mi estantería, encima por partida doble. Sus novelas han recibido premios literarios con mucha reputación, debido a eso empezó a ser muy conocida y actualmente es una de las escritoras japonesas más leídas. Además, también es conocida por su faceta de crítica literaria y ensayista. En mi estantería tengo dos de sus novela, una ya leída y la otra no tardaré en hacerlo. Por un lado, ‘El cielo es azul, la tierra blanca’, su novela más conocida, con la que consiguió el Premio Tanizaki y que está adaptada al cine. Y por otro lado, tengo ‘Los amores de Nishino’, novela que fue publicada este mes por primera vez en castellano. Os dejo el principio de su sinopsis, para que os hagáis una idea de lo que os podéis encontrar en este libro: “Todas han amado a Nishino. Todas han sucumbido, aunque solo sea durante una hora, a ese hombre seductor, imprudente y salvaje como un gato, que se inmiscuía de manera natural en la vida de las mujeres a las que deseaba conquistar. Pero ¿quién era Nishino?.” No tardaré mucho en leerlo y traeros mi opinión. En castellano tenemos más títulos suyos disponibles, como por ejemplo: ‘Algo que brilla como el mar’ o ‘Abandonarse a la pasión’.

📎 En esta entrada podéis leer mi opinión completa sobre ‘El cielo es azul, la tierra blanca’. Y también os recomiendo leer la opinión de Isa-Janis, en su blog A través de otro espejo.

Natsume Sōseki, pseudónimo de Natsume Kinnosuke, es conocido por sus novelas, sus haikus y su poesía china. Comenzó en el mundo de la literatura con unos relatos cómico-satíricos que publicaba por entregas en revistas literarias. Esos relatos, tiempo después se recopilaron en su libro ‘Soy un gato’. El autor consiguió mucho éxito con su primera novela, ‘Botchan’, fue muy bien recibida por la crítica y debido a eso comenzó a escribir casi una obra al año. Su obra con más éxito es, precisamente, la que yo tengo en mi estantería, ‘Kokoro’. Actualmente es una lectura obligada en las escuelas de Japón. Esta novela la leí gracias al Club Pickwick, y escribiendo esta entrada me doy cuenta de que en su momento no publiqué mi opinión. Si os interesa que, a día de hoy, publique mi opinión, dejadmelo en comentarios.“Kokoro narra la historia de una amistad sutil y conmovedora entre dos personajes sin nombre, un joven y un enigmático anciano al que conocemos como Sensei.” En castellano tenemos varias obras del autor traducidas, como: ‘Soy un gato’, ‘Botchan’ o ‘El caminante’.

📎 De ‘Kokoro’ os recomiendo leer la reseña que escribió Magrat, en su blog Crónicas de Magrat.

Y por último, Kenzaburo Oé, escritor japonés con un gran reconocimiento y que también es una de las últimas incorporaciones a mi estantería. Oé es muy conocido por sus ensayos, cuentos y novelas. Comenzó publicando cuentos en una revista y un año después de eso, se lanzó y publicó su primera novela, ‘La presa’. Es un autor que ha obtenido muy buena crítica y numerosos premios, incluso el Nobel de Literatura. En concreto, en mi estantería, tengo su obra ‘Una cuestión personal’. Esta novela es conocida como una de sus mejores novelas y además como una de las más crueles. Tengo muchísimas ganas de leerla y de tener este primer contacto con la pluma del autor. Tengo la impresión de que será una lectura especial pero a la vez muy dura, veremos a ver. En castellano hay disponibles muchas de sus obras, como: ‘Arrancad las semillas, fusilad a los niños’, ‘Cuadernos de Hiroshima’ o ‘Muerte por agua’.

📎 En este caso os recomiendo la opinión de otra novela del autor, ‘La bella Annabel Lee’, escrita por Alex en El peso del aire.


⇒ ¿Habéis leído a alguno de estos autores? ¿Habéis leído alguno de estos libros que tengo en mi estantería? Acepto recomendaciones de autores orientales.

⇒ Os recuerdo las entradas publicadas en esta sección hasta ahora. En la primera entrada os hablé de autores coreanos, en la segunda y tercera de autores japoneses y en la cuarta os hablé de las obras de Murakami

Yabarí | Lola Robles

Hay libros que se te hacen largos, que consideras que tienen muchas páginas de relleno y que estás deseando que se termine. Pero también te puedes encontrar con libros con los que sientes todo lo contrario. Libros que se te hacen cortos, que te gustaría que tuvieran más páginas y que intentas alargar al máximo su lectura, no quieres que se termine. Pues bien, Yabarí de Lola Robles está en ese segundo grupo, sin ninguna duda.

Yabarí es un planeta que tiene un recurso que el resto de planetas necesitan. ¿Qué pensáis que hacen esos planetas? Está claro, se creen dueños y diferentes empresarios deciden colonizar Yabarí. Solamente quieren conseguir ese recurso, las consecuencias o el planeta en sí, les da exactamente igual. ImprimirMuriel Johansdóttir, nuestra protagonista, es una periodista que viaja a Yabarí para investigar y desvelar lo que allí está ocurriendo. Las empresas explotadoras están acusadas de maltrato a los nativos, de violar el sistema de los Derechos Humanos Universales y de estar acabando con la selva. La investigación no será nada fácil, se encontrará con sorpresas, peligros y nuevas preguntas sin una respuesta clara. ¿Qué son esas enormes zonas blancas que se extienden por la selva de Yabarí?

Llevaba tiempo con ganas de leer algo de Lola Robles, este año quiero leer a más autores/as nacionales y además Lola Robles me llamaba mucho la atención. Cuando vi en el catálogo de la Editorial Cerbero esta novela corta, supe que sería mi primera toma de contacto con la autora. Así ha sido y el resultado ha sido del todo satisfactorio. Estoy deseando leer más obras de la autora.

“Hay otras posibilidades de conseguir energía para nuestros planetas sin que sea necesario devastar mundos ajenos.”

¿Cómo hablar de esta historia sin contar demasiado? ¿Cómo transmitir todo lo que en tan pocas páginas plasma la autora? ¿Cómo conseguir que al terminar de leer esta entrada, el lector quiera ponerse a leer esta novela? Es muy complicado, es muy difícil no contar de más y transmitir todo lo que esta novela corta contiene.

Yabarí es una novela corta que trata, denuncia, una gran variedad de temas y desde mi punto de vista, lo hace de una forma muy correcta. La novela está ambientada en un futuro pero refleja una realidad muy actual. La crítica a la sociedad está plasmada en ese planeta futuro pero es algo aplicable a la actualidad. Los humanos piensan solamente en ellos mismos, son personas egoístas por naturaleza. Cuando quieren algo, luchan por conseguirlo sin importar las graves consecuencias que eso tenga para el resto. En este caso, necesitan un recurso de otro planeta y no pueden conseguirlo de buenas, sino que no dudan en colonizar, explotar y terminar con ese planeta ajeno. Machismo, egoísmo, violencia, explotación, racismo… Todos estos temas están plasmados entre las páginas de la novela, y al leerlo nos damos cuenta que no es cosa del pasado o del futuro, es cosa del presente. Esto está ocurriendo continuamente a nuestro alrededor y nos quedamos de brazos cruzados, por decirlo de alguna forma.

“-Nunca he creído que esas Fuerzas sean realmente de paz y sirvan para proteger y defender a los pueblos o colectividades en peligro o evitar masacres. Eres periodista y sabrás perfectamente que muchos de los planetas que han participado en la formación de ese Ejército, venden a la vez armas a alguna de las partes que se enfrenta en los mundos en conflicto.”

Pero Muriel, la protagonista de esta historia, no está dispuesta a quedarse de brazos cruzados. Yabarí es un planeta que, por decirlo de alguna forma, carece de ley. Es por eso que sabe que es complicado, sabe que se está metiendo en la boca del lobo pero le es imposible quedarse parada, tiene que sacar a la luz lo que allí está ocurriendo. Muriel es un personaje de carne y hueso, muy real, por lo que es muy fácil que el lector se ponga en su piel. Es como si sus pensamientos se te metieran a ti en la mente, quieres descubrir todo lo que está ocurriendo en ese planeta, quieres ayudar a los nativos, quieres darles voz y darles una solución. Además, Muriel es una mujer muy directa, no se muerde la lengua y habla de cualquier tema sin tapujos. Eso me ha encantado, para ella no existen temas tabú y habla de cualquier tema con mucha naturalidad. Es una periodista que se vuelca totalmente, quiere aprovechar su situación para poder ayudar a los nativos de este planeta. Luchará para descubrir toda la verdad, quiere conocer de primera mano las condiciones de los yabarís y tiene claro que, nada ni nadie la va a parar. Hay más personajes en la historia, pero sin duda Muriel se lleva todo el peso.

“Siempre hay personas justas en todos los mundos.”

La ambientación me ha parecido increíble, me ha parecido muy interesante. Yabarí es un planeta muy interesante, que Lola Robles lo describe de una forma que da ganas de irse allí. De ir a disfrutar de esas zonas tan verdes y plagadas de naturaleza, de irse a explorar esas misteriosas zonas blancas. ¿Qué esconden esas zonas blancas? ¿Qué son realmente?

Ha sido una lectura totalmente fascinante de principio a fin, un total descubrimiento. Lo único que no me ha convencido del todo es su extensión. Como ya he dicho al principio, es una novela que se me hizo corta, que leí poco a poco porque no quería que se terminara. Me quedé con ganas de conocer mejor a Muriel, con ganas de descubrir más el planeta Yabarí, con ganas de saber que pasará al final. Porque el final no queda del todo cerrado, terminé de leer la novela y los interrogantes me volvían loca. No suelo disfrutar de estos finales, ya lo sabréis, pero poco a poco les intento pillar el gusto. En cierto modo, es un regalo de la autora, te permite que tu continúes la historia a tu gusto. En mi cabeza tengo claro lo que ocurriría con Yabarí, pero lo que no sé es si coincidiría con lo que piensa la autora.


📖  Yabarí | Lola Robles | 213 pag. | Editorial Cerbero | 2017 | 4/5

📎 Más reseñas de este libro: Lulu Von Flama

⇒ También os recomiendo pasaros por el blog Más que veneno, Dalayn es la adoptante de Lola Robles y ya ha publicado esta entrada tan interesante

El cielo es azul, la tierra blanca | Hiromi Kawakami

Considero que soy una persona que lee muy variado, suelo compaginar diferentes géneros y estilos. Tengo inquietudes y voy probando nuevos autores o géneros con los que no me había atrevido hasta entonces. Pero también tengo épocas en las que solamente me apetece centrarme en algo concreto. Este año, se podría decir que estoy muy centrada en la literatura japonesa, me apasiona y cada día me enamora más. Pero, ¿qué tiene la literatura japonesa para que me apasione tanto? Cuando descubro o leo por primera vez a un autor/a japonés, estoy impaciente e inquieta, quiero descubrir con qué me va a sorprender.  Todas las historias son muy diferentes pero a la vez tienen aspectos muy similares. Las novelas japonesas me parecen únicas, especiales, muy originales. Sorprenden al lector, dejan una huella larga y duradera, te marcan totalmente. Aparentemente pueden parecer historias muy sencillas pero a medida que te metes en ellas, que te dejas llevar, te das cuenta de la gran profundidad que tienen. La muerte, la angustia o los grandes temores son temas muy recurrentes, pero son tratados de una forma muy bonita y delicada. Esas descripciones tan bonitas que parecen poesía, esos personajes que no puedes olvidar. Me pasaría horas enumerando todos los puntos que me gustan de la literatura japonesa, pero considero que es mejor descubrirlo por uno mismo. Sé que no es una literatura que guste a todo el mundo, pero dadle una oportunidad, dejad que os conquiste poco a poco y os dejará totalmente enamorados.

Esta es la historia de Tsukiko, una mujer muy solitaria y que por decirlo de alguna forma, reniega del amor. Es una mujer que disfruta de sus momentos de soledad pero en el fondo está pidiendo compañía a gritos. 18222462_424934734551310_2976216240061933942_nUn día, en una taberna, encuentra a su viejo maestro de japonés, un hombre que también es muy solitario, y a partir de ese momento empiezan a coincidir de forma fortuita.

Llevaba un tiempo con ganas de leer a esta autora, a Hiromi Kawakami, y tenía claro que mi primer acercamiento a su obra sería con esta novela, ‘El cielo es azul, la tierra blanca’. ¿Por qué? Ya con su título me conquistó, un título llamativo y muy bonito, un título al que quieres buscar significado. Además, me daba la impresión de que me encontraría una de esas historias sencillas y a la vez tan especiales, de las que dejan huella y dan ganas de continuar con la obra de la autora, en este caso. Pues bien, no me equivocaba para nada, me ha dejado muy buen sabor de boca y con ganas de continuar ahondando en su obra, cosa que no tardaré en hacer.

“Del mismo modo que una pequeña ola puede desencadenar un tsunami en la otra punta del océano, una tontería puede producir una discusión en el momento más inesperado.” 

Se podría decir que Tsukiko es la gran protagonista, la principal, y es un personaje muy complejo. Una mujer solitaria que en ciertos momentos deja salir a la luz su lado más infantil. Un personaje muy real, con sus imperfecciones, con sus sentimientos encontrados. La vamos conociendo poco a poco, hasta que llega un momento en que la comprendemos, en qué nos ponemos en su piel sin ningún problema. Esta novela tiene dos protagonista muy solitarios, dos personajes que están cómodos con su soledad pero a la vez anhelan tener a alguien a su lado. Poco a poco, se convierten el uno para el otro en la razón para despertarse cada día, en la razón para seguir adelante. El lector vamos viendo como van encontrándose de forma fortuita, como va surgiendo esa relación tan especial de una forma muy natural y sutil. La autora va narrando el día a día de los protagonista, su vida cotidiana y el nexo que hace que se encuentren, el sake y la cerveza. Porque sí, en esta historia son muy importantes los dos protagonistas pero también tienen una gran importancia estas dos bebidas, son como dos personajes más. El sake y la cerveza son los culpables de que se hayan encontrado después de tantos años, y también los culpables de que sigan encontrándose de forma no planificada.

“Los temores nocturnos son como bolas de nieve, que acaban formando un alud si no se detienen a tiempo.”

Nos encontramos ante una historia lenta, una historia que va conquistando poco a poco al lector. Una historia que se narra de forma muy sutil, en ciertos momentos es el propio lector el que saca conclusiones, el que va más allá. Hiromi Kawakami transmite perfectamente los sentimientos que van aflorando, a pesar de que los narra de una forma muy sutil. Vamos notando como la vida de los personajes va evolucionando, como quieren dejar atrás esa vida tan solitaria y como se va formando ese nexo entre los dos.

Si algo me queda claro, cada vez que leo a un autor japonés, es que no es tan importante lo que cuentan sino cómo lo cuentan. Esta historia, en otras manos no tendría la magia que desprende gracias a la pluma de Hiromi Kawakami. La forma tan poética de narrar los hechos, esa sutileza que hace que el lector vaya más allá por si mismo y la forma de transmitir los sentimientos, que consiguen que te pongas en la piel de la protagonista. Sin duda, la pluma de la autora me ha conquistado totalmente, me ha dejado con ganas de más, con ganas de ahondar más en su obra.

“Cuando tienes un gran amor, debes cuidarlo como si fuera una planta. Debes abonarlo y protegerlo de la nieve. Es muy importante tratarlo con esmero. Si el amor es pequeño, deja que se marchite hasta que muera.”

Al llegar al final, se cierra el libro, se mantiene entre las manos y se te escapa una sonrisa. Es un final que puede resultar predecible, que se sabe lo que va a ocurrir, pero sinceramente, no por eso se pierde la magia. Un final que me ha parecido bonito y que deja un mensaje, una metáfora. Cuando terminas de leer esta novela, es cuando te das cuenta que has leído una historia muy especial, de esas que dejan huella, de las que marcan al lector. Una novela bonita, especial, que hacen pensar y que deja muchas enseñanzas entre líneas.


📖  Título original: Sensei no Kaban | Traducción: Marina Bornas Montaña | 211 pag. | Alfaguara | 2001 – 2017 | 3’5/5

📎 Más reseñas de este libro: A través de otro espejo y Lecturafilia

♥ Muchas gracias a la editorial Alfaguara por el envío del ejemplar.

La vegetariana | Han Kang

Me siento, me pongo frente al ordenador y me encuentro este folio en blanco. Un folio en blanco que hoy me da vértigo cuando otras veces me da alas. ¿Cómo hablar de este libro?, ¿cómo plasmar todo lo que significa esta lectura? Al final de la novela, nos encontramos con la experiencia de la traductora, Sunme Yoon, y ella describe de una forma maravillosa lo que se siente con esta novela. “No fue una simple satisfacción profesional por haber encontrado un buen libro para traducir sino una sacudida que hizo resonar las fibras más íntimas de mi ser, como hacía mucho tiempo que no lo hacía ninguna.” “Me pareció una novela singularmente lírica y bella, pero no con la cabeza serena y placentera que nos trasmiten las cosas convencionalmente bonitas y agradables sino con esa belleza perturbadora e inusitada que nos corta el aliento y nos deja temblorosos, como cuando nos asomamos a un precipicio sin fondo o experimentamos la finitud bajo las incontables estrellas del universo.” ¿Y cómo hablar ahora de esta lectura, después de esas palabras de la traductora?

Un día te levantas, te sientes diferente, hay algo que te inquieta y decides cambiar un hábito de tu vida. ¿Cómo reacciona tu entorno ante esta decisión? Lo primero que harán será pensar que es algo pasajero, una llamada de atención, que ya se te pasará. Empiezan a tratarte de loca, de rara, de diferente… No lo entienden, no lo aceptan y tampoco lo respetan. 18221893_423034101408040_2945644684417613350_n¿Tan complicado es respetar la decisión de una persona? ¿Tan complicado es entender que cada persona es libre para decidir lo que quiere hacer? Pues parece ser que sí, que es muy complicado, que no podemos vivir sin cuestionar las decisiones de los demás.

Han Kang lo plasma perfectamente en esta novela. En ella nos narra la historia de Yeonghye, dividida en tres partes narradas desde tres diferentes puntos de vista. En esas tres partes veremos cómo su entorno cuestiona su decisión, ni la comprenden ni la respetan. Un día, nuestra protagonista, sufre una pesadilla, y cuando se levanta decide que no volverá a comer ningún alimento proveniente de origen animal. Las pesadillas se repiten y eso hace que el tema de la alimentación vaya a más. Lo que ella no se imagina es como esto va a repercutir en su vida, en su entorno, en su familia.

“De hecho, jamás he podido sentirme cómodo con las mujeres bonitas, inteligentes, sensuales o provenientes de familias adineradas.”

La primera parte está narrada por el marido de la protagonista. Conocemos el cambio, conocemos la situación, desde su punto de vista. Es un hombre detestable, ya lo refleja en una de sus primeras frases (la que he puesto en el párrafo anterior) y ese sentimiento de odio va a más. Es un hombre que le da igual todo, no le importa lo que le pase a su mujer solamente se centra en él mismo, en cómo va a repercutir en él la decisión de su mujer. Desde mi punto de vista, este hombre tiene un gran temor a que le hagan sentir inferior. Su mujer toma una decisión, decide hacer un cambio por sí misma, y él considera que eso es un insulto hacia él, una humillación. A continuación, nos encontramos con el siguiente narrador, el cuñado de la protagonista, marido de su hermana. Un hombre que no es cómo parece, un hombre que tiene un interés oculto. No voy a centrarme en lo que hace o deja de hacer, pero tengo que reconocer que también le cogí bastante odio. Considero que la autora utilizó a los dos narradores masculinos para reflejar muchas de las actitudes de los hombres de su cultura. Una crítica a una sociedad tan cerrada, a una sociedad en la que las mujeres son bastante sumisas con sus maridos. Por ejemplo, cuando deja de comer carne y comienza a adelgazar, le está haciendo un feo a su marido porque se está quedando en los huesos, está perdiendo belleza. No importa si está bien de salud o no, no importa porque ha tomado esa decisión, sino que está humillando a su marido. En cuanto al cuñado, no voy a entrar en lo que sucede, pero considero que me parece más horrible aún que su marido.

“Es una sensación imposible de imaginar si no se ha vivido antes… Es perentoria, frustrante y tibia como la sangre que aún no se ha enfriado.”

En la última parte nos encontramos el punto de vista de la hermana de la protagonista. Considero que ha sido una parte que se centra en la reflexión y también en el arrepentimiento. Una persona de tu entorno lo está pasando mal, ¿has hecho todo lo que estaba en tus manos para ayudarla? Cuando las cosas van mal, cuando están en el peor momento, es cuando te pones a pensar si has hecho todo lo que has podido.

La protagonista no tiene mucha voz en esta novela, conocemos su historia por los testimonios de su entorno. Pero a mi me ha quedado algo claro, me ha mandado un mensaje, por decirlo de alguna forma. En este caso, el empezar a ser vegetariana no es una simple decisión, es un desafía a la sociedad en la que vive, es el comienzo de su propia revolución. El comienzo de un cambio, es el querer decidir por sí misma, tomar sus propias decisiones. Yeonghye es una protagonista a la que se le pilla cariño, a la que querrías abrazar, a la que querrías ayudar. Una mujer incomprendida, una mujer a la que no le quieren dejar volar, a la que le quieren cortar las alas.

“Pensaba que la vida era muy extraña. La gente comía, bebía, iba al baño, se bañaba y seguía viviendo después de pasar por cualquier hecho, incluso el más terrible.”

Estamos ante una novela que horroriza al lector. Horroriza leer de lo que es capaz el ser humano, el poco respeto y comprensión que hay. No se aceptan los cambios, no se respeta a las personas que deciden ser diferentes. Es una novela perturbadora pero que a la vez te conquista, te apasiona, no puedes dejar de leer y de saborear cada palabra. Es una novela que mantiene al lector alerta, que le pone los pelos de punta en ciertos momentos y que le hace reflexionar. Es una novela que recomiendo totalmente, que tendría que leer todo el mundo.

⇒ Para terminar, quiero elogiar la maravillosa edición que es obra de la editorial :Rata_. Al comienzo del libro, nos encontramos un prólogo de Gabi Martínez en el que analiza un poco la cultura y la situación. Al final nos encontramos con una entrevista a la autora, realizada por Milo J. Krmpotić. De esa entrevista quiero destacar la siguiente frase de la autora: “Rechazando la carne, Yeonghye, la protagonista, rechaza la violencia del ser humano.”. A continuación tenemos la experiencia de la traductora, Sunme Yoon, que me una auténtica maravilla. Y para finalizar, una carta de amor de :Rata_. Además, tiene bastantes detalles escondidos. Sin duda, es una edición que se nota que está tratada con mucho mimo.


📖  Traducción: Sunme Yoon | 223 pag. | :Rata_ | 2007 – 2017 | 5/5

📎 Más reseñas de este libro: Grama.G, In the never never

Hotel Iris | Yoko Ogawa

Yoko Ogawa es una autora con una amplia obra, y entre sus publicaciones se podría decir que hay un poco de todo. A veces, se acierta con la elección y otras no. Vamos, es lo que a mi me suele pasar con ella. Solamente he leído tres de sus títulos pero me gustaría ir ahondando más en su obra, no creo que tarde en hacerlo. La primera novela que leí suya fue ‘La residencia de estudiantes’, no me dejó muy convencida pero sí me dejó con ganas de leer algo más suyo. Luego me animé con ‘Lecturas de los rehenes’, del que os hablé en esta entrada, y que fue una grata lectura, quedé muy contenta. 18118590_421229454921838_6901430772856604151_nY ahora, he leído ‘Hotel Iris’, novela que me ha dejado con sentimientos encontrados, no me ha convencido del todo y no tengo muy claro qué pensar de la obra en todo su conjunto.


Mari es la protagonista de esta historia, tiene diecisiete años y ayuda a su madre en la gestión del hotel familiar, el hotel Iris. Una noche, la discusión una mujer con un hombre, rompe la calma que había hasta el momento en el hotel. El hombre solamente dice una frase en esa discusión, pero esa frase atrae totalmente a nuestra protagonista. Mari se siente atraída irremediablemente por ese hombre, está deseando encontrarlo y cuando lo hace, su vida cambia completamente.

Me parece muy complicado hablar de este libro porque, como ya he dicho, es una lectura que me ha despertado sentimientos encontrados. En esta lectura te encuentras las dos caras de la moneda, puntos que gustan pero también puntos que despiertan recelo en el lector. Sinceramente, es un libro que no me atrevería a recomendar porque puedo acertar o todo lo contrario. Estamos ante una historia oscura que puede horrorizar o enamorar al lector. En mi caso, la historia me horrorizo pero la forma de escribir de la autora me encantó, como siempre.

“Yo misma no tenía claro cuál era el significado de ese «perdón, por favor», pero se trataba, al menos, de un grito, de una expresión de mi angustia. Ahora, finalmente, he llegado a comprender lo que significa: era una manifestación, desde el fondo de mi alma, del anhelo de ser perdonada.”

Lo bueno, lo positivo, lo que hace que disfrutes de la lectura a pesar de lo que estás leyendo, es la forma de escribir de Yoko Ogawa. La autora escribe de maravilla, enamora con sus palabras a pesar de que lo que estas leyendo no es nada bonito. Su forma de narrar, su forma de describir, consigue que las imágenes acudan a la mente del lector. Te imaginas todas las situaciones a la perfección, es como si lo que estás leyendo se convirtiera en una película en tu mente. Aunque en ciertos momentos, esas descripciones tan gráficas de la autora, ponen los pelos de punta. Además, la autora va creando una atmósfera increíble, opresiva, perturbadora, incómoda. Empiezas la novela y piensas que estás ante una lectura sencilla, pacífica e interesante. Pero esa lectura sencilla se va convirtiendo en algo perturbador, en algo demasiado turbio que te pone los pelos de punta.

Las descripciones tan gráficas sobre violencia, violencia verbal, violencia sexual, ponen los pelos de punta. En ciertos momentos tuve que dejar de leer, me entraban hasta escalofríos. Estamos ante una relación muy tóxica, una chica joven que se obsesiona con un hombre mayor que no es lo que aparenta. Es increíble las decisiones que ella va tomando pero más increíbles son los actos de ese hombre, ese hombre de doble cara. No quiero entrar en todo lo que he sentido con los dos personajes porque si queréis leer esta novela no quiero que os influya mi punto de vista. Aunque las comparaciones son odiosas, en ciertos momentos esta historia me recordó a la de Lolita de Vladimir Nabokov (novela que no pude terminar de leer), pero de forma lejana porque no tienen nada que ver. ‘Hotel Iris’ es una novela mucho más oscura, desde mi punto de vista.

“Se me hacía insoportable la idea de no ser capaz de cumplir con sus deseos. Un pensamiento así me atemorizaba en mayor grado aún que el propio dolor que el traductor pudiera infligirme. ¿Y si me convertía en un ser inútil para él? Con una sola de sus órdenes que no fuera yo capaz de satisfacer, me parecía que a todas y cada una de las palabras de amor escritas en sus cartas se las llevaría el viento.”

Por último quiero hablar del final de esta novela. Los finales de los autores orientales son algo que no conectan del todo conmigo, pero en este caso me ha parecido un final brillante, perfecto para esta historia.

No sé si ha quedado clara mi opinión, considero que no he plasmado lo que quería, pero hay libros de los que no sabes como hablar, este es uno de ellos. Es una novela que enamora por como está escrita porque Ogawa me encanta como escritora, y que tiene momentos que he disfrutado, como el final. Pero la historia en sí, me horrorizó, no entendí las actitudes de ninguno de los dos protagonistas y en ciertos momentos lo llegué a pasar mal. Termino como he empezado, no me atrevo a recomendar esta novela. Si habéis leído algo de la autora y os gusta su forma de escribir, podéis intentarlo. Si no habéis leído nada suyo no comencéis por esta obra, no creo que sea una buena toma de contacto con la autora.

→ ¿Habéis leído alguna de las obras de Yoko Ogawa? Yo ya tengo elegida mi próxima lectura de la autora, será ‘La fórmula preferida del profesor’ y tengo el presentimiento de que será una muy buena lectura. 


📖  Título original: Hoteru Airisu | Traducción: Juan Francisco González Sánchez |253 pag. | Editorial Funambulista | 1996 – 2017 | 2’5/5 

📎 Más reseñas de este libro: El peso del aire (Isa-Janis)

♥ Muchas gracias a la editorial Funambulista por el envío del ejemplar.