– American Gods y Los hijos de Anansi | Neil Gaiman –

neil-gaiman

En American Gods Sombra es nuestro protagonista, se encuentra en la cárcel y falta poco para que vuelva a la libertad. Pero un accidente lo cambia todo, adelantan su salida y esto lo pilla totalmente desprevenido. Todos los planes que tenía para cuando saliera ya no sirven y le ha cambiado completamente la vida. Sombra se encuentra muy perdido y en ese momento aparece en su vida Wednesday. Este le ofrece una trabajo para mantenerlo ocupado y para ganar bastante dinero. Sombra comienza a trabajar para Wednesday y es cuando la historia da un giro radical, empieza a aparecer mitología y Sombra empieza a vivir unos sucesos bastante extraños.

Tengo que aclarar que no disfruté tanto como querría de esta lectura por culpa de un problema técnica. Mi principal problema fue la edición, una edición de bolsillo con una letra diminuta. Esto hacía que leyera poco a poco porque me cansaba demasiado la vista, y esto hizo que me resultara incómodo leerlo. Sin duda esto fue un gran punto negativo ya que no podía disfrutar del todo de la historia. Pero dejemos a un lado estos problemas técnicos y a partir de ahora me centro solamente en la historia.

“-Toma una, y no podrás tomar la otra -respondió ella-. Pero ninguna de las dos es segura. ¿Qué senda deseas seguir: la de las dolorosas verdades o la de las mentiras sutiles?”

American Gods es el segundo libro que leí de Neil Gaiman, fue una historia que disfruté, que me gustó aunque no tanto como el anterior libro que leyera del autor, El océano al final del camino. Ahora mismo, después de leer tres libros del autor lo que tengo claro es que disfruto mucho de como escribe y de las historias que escribe. American Gods tiene un principio muy bueno, consigue que te metas en la historia y que no quieras soltar el libro. Pero a medida que se va avanzando, hacia la mitad, la novela se estanca un poco en cuanto a ritmo. En esa parte se me hizo la lectura aún más lenta, por si no leyera ya lento por la edición que tengo. Sin embargo, al seguir avanzando vuelve a ocurrir lo de al principio, que no puedes soltar el libro. Eso me ocurrió cuando me faltaban unas 100-150 páginas para el final, esas páginas fueron totalmente adictivas. 

Esta historia me ha parecido muy buena, que está construida de una forma maravillosa. Porque una de las cosas que más me gustaron es como van apareciendo los dioses y como van hilando la historia, como esos dioses van conectando con la historia de nuestro protagonista. Sin duda la mitología tiene un gran peso en esta historia y es algo que a mi me ha entusiasmado. Como ya dije, está muy bien introducida en la historia y me parece un toque muy acertado dentro de la novela.


En Los hijos de Anansi Gordo Charlie es el protagonista, vive en Londres y tiene una vida muy normal junto a su prometida. Pero su vida cambia repentinamente con la muerte de su padre. Viaja hasta Florida para asistir al entierro y allí descubre que tiene un hermano, cosa que desconocía hasta el momento. Su hermano le enseñará a disfrutar de la vida y a pasarlo bien, tal como hacía su padre, Anansi, un espíritu rebelde.

Como ya os dije anteriormente, American Gods en ciertos momentos se me hizo más lento pero en este caso me ha pasado todo lo contrario, es una lectura que me ha parecido más ligera y más llevadera. El autor sabe como atraparte, te presenta a Gordo Charlie y solamente quieres conocerlo más y mejor. También consigue que te metas de lleno en la historia y que no pierdas en ningún momento el interés, esto en parte es gracias a los giros constantes de la trama.

“No hay nada peor que sentirte avergonzado por algo que ni siquiera has presenciado: tu mente reconstruye la escena una y otra vez, exagerando los detalles, presentándotela desde todos los ángulos posibles.”

En esta novela sin duda el punto fuerte son los personajes, por lo menos es lo que a mi me ha parecido. Son personajes muy creíbles, curiosos y reales, y para mi eso es importante. Por un lado tenemos a Gordo Charlie, que al pobre hombre le ocurre de todo. En ciertos momentos me llegué a preguntar: ¿qué no le ocurre a Gordo Charlie?. Su vida es una sucesión de situaciones vergonzosas y una acumulación de muchos problemas sin resolver. Pero es un personaje al que se le consigue coger cariño desde un principio, un personaje que evoluciona mucho a lo largo de la novela. Por otro lado tenemos a su hermano, Araña, que es muy parecido pero que tiene algo que lo diferencia, el toque más desenfadado, más gamberro. También tiene otra diferencia y es que le ocurre todo lo contrario que a su hermano, la mayoría de las cosas le salen bien.
“Los cuentos son como las arañas, tienen largas patas, y como las telarañas, que enredan a los hombres pero resultan preciosas cuando las ves bajo una hoja con el rocío de la mañana, y, del mismo modo que los hilos de una telaraña, están todos conectados uno a uno.”
En esta novela Gaiman vuelve a conseguirlo, consigue que la mezcla fantasía-realidad encaje perfectamente y consigue que veas creíble todo lo que lees. Llegas a creer que existe una mujer Pájaro que habla o que puedes hacerle peticiones a una araña. Al igual que en American Gods, en esta novela disfruté mucho de la mitología y de las leyendas. Me parece un tema muy interesante y que se nota que está muy bien documentado por parte del autor. En este caso las leyendas son de mitología africana y en especial he disfrutado de las que rodean a la figura de Anansi, el Dios de la Lluvia.

¿Queréis leer más opiniones sobre estos libros? Boy with letters (American Gods), A través de otro espejo (American Gods) y Miradas enlatadas (American Gods)