Paseando con hombres | Ann Beattie

Antes de daros mi opinión sobre este libro tengo que explicar un poco lo que me ha sucedido con él. Había leído otra novela de la editorial gatopardo ediciones y había sido un gran descubrimiento (aquí os hablo de él). Me puse a mirar las futuras novedades y me topé con este libro. Lo primero que me llamó la atención ha sido el título, ‘Paseando con hombres’, después leí que la autora, Ann Beattie, está considerada una de las escritoras más importantes de Estados Unidos y ya con eso estaba convencida para leer este libro. Tal vez mi mayor problema es la manía que tengo de no leer las sinopsis, como mucho leo la primera frase. Y claro, abro el libro, con muchas ganas y me encuentro algo que no era lo que me esperaba. Eso es lo que me ha ocurrido con ‘Paseando con hombres’ de Ann Beattie.

14495296_316502692061182_6179138205046786256_nNueva York en los años ochenta. Jane es una chica que se acaba de licenciar en Harvard, y conoce a un escritor veinte años mayor que ella, Neil. Neil le propone un juego: él le cambiará la vida si ella le deja, le contará todos los secretos de los hombres pero ella no puede decirle a nadie que se conocen.

Cuando terminé de leer esta novela tenía sentimientos bastante encontrados, no tenía muy claro cómo abordar esta entrada, y sinceramente, sigo sin tener muy claro cómo hablaros de este libro. Y he decidido comenzar con lo más importante. No sé si lo habréis deducido pero ha sido una novela que no he disfrutado, no me ha gustado y en ciertos momentos se me hizo cuesta arriba a pesar de la brevedad de la novela.

Nos encontramos en una novela que lo importante son los dos protagonistas. Aparecen bastantes más personajes pero de una forma más fugaz. En cuanto a los protagonistas, por un lado tenemos a nuestra narradora, Jane, que se encarga de narrarnos su historia. Jane nos narra su historia cuando ha pasado un tiempo, mirando al pasado, todo lo que nos cuenta ya ha pasado y en ciertos momentos hasta reflexiona sobre como ha actuado en el pasado. Porque sinceramente, aunque el que menos me gustó de la novela es el protagonista masculino, ella en ciertos momentos me puso muy nerviosa y sus actitudes me hacían poner los ojos en blanco continuamente. Y entonces conoce de una forma muy repentina al otro protagonista, Neil, y desde el primer momento sabemos que va a cambiar y trastocar la vida de Jane. Solamente hace falta leer la primera frase de la novela para saber esto.

“En 1980, en Nueva York, conocí a un hombre que me prometió que cambiaría mi vida si le daba permiso.”

Neil es el protagonista que más ‘chicha’ da a la novela, porque es un protagonista bastante polémico, por decirlo de alguna forma. Neil es un hombre que piensa que es superior a las mujeres, quiere darle lecciones de la vida a Jane y encima ella se lo permite. Un hombre que se cree que tiene razón en todo, que puede moldear a la mujer como a él le apetezca, los hombres tienen el poder absoluto. Vamos viendo como adoctrina totalmente a Jane, sin duda es una relación muy tóxica. Pero Neil no tenía bastante con adoctrinar a Jane, si no que su vida es una mentira y guarda algunos secretos.

Tengo el libro lleno de marcadores, y más de la mitad son las perlitas que Neil suelta por la boca. Porque si, son para subrayar y volver a poner los ojos en blanco. Neil es sin duda un manipulador nato.

“Me contó otras cosas que también me creí: que si dos personas hacían algo y luego decían “esto nunca ha pasado”, entonces no había pasado.””

La otra parte de los marcadores que puse en el libro es por todas las referencias que contiene, que es lo que me ha gustado de la novela. Nos encontramos referencias tanto a películas como a autores. En particular, hay un momento que me gustó mucho, que es cuando la protagonista está hablando con otro personaje sobre escritoras: Jane Austen, George Eliot, Eudora Welty, Mavis Gallant, Alice Munro y Flanery 0’Connor.

“-La gente habla mucho de los demás y se inventa historias. Y luego se las cree de verdad. Pero eso no tiene nada que ver con la realidad.”

Como podéis ver, uno de mis problemas es que no conecté con los dos protagonistas. Pero tampoco conecté con la novela debido a como está escrita. La autora tiene un estilo muy directo y muy escueto, como si pusiera frases sin conexión ninguna y las juntara en un párrafo. Se dispersa y tan pronto está hablando de una cosa como de otra, con saltos temporales inesperados. Además es una novela con falta de desarrollo, tanto en la trama como en los personajes, les falta profundidad. Terminas la novela y sabes como son los protagonistas pero de una forma ligera, no los llegas a conocer lo suficiente.

Tengo que reconocer que a partir de la mitad de la novela he notado una mejora, me estaba gustando un poco más y ya no se me hacía tan cuesta arriba. Pero al llegar al final he vuelto a notar lo mismo que al principio, un final escueto, precipitado y que no queda cerrado. No sé, me ha parecido un poco sin sentido, por decirlo de alguna forma. Y es que eso es otro punto que no me ha gustado mucho, que hay momentos absurdos que hacen que en ciertos momentos no entiendas que está sucediendo.

En fin, ha sido una novela que no he disfrutado, una novela como yo digo ‘que no era para mi’. Tenía ganas de descubrir a esta autora y tengo que reconocer que esta primera toma de contacto no me ha dejado con muchas ganas de volver a intentarlo. No descarto darle otra oportunidad en un futuro pero de momento no.


📖  Título original: Walks with men | Traducción: Catalina Martínez Muñoz | 124 pag. | Gatopardo Ediciones | 2010 – 2016 | 2/5

♥ Muchas gracias a Gatopardo Ediciones por el envío del ejemplar.

Anuncios