Ojos que no ven, corazón desierto | Iris Garcia Cuevas

“Amarrado, con los ojos vendados, hasta pareces un buen hombre, víctima de las circunstancias, pero tú y yo sabemos que puedes ser todo menos un buen hombre.”

“Vigilo tus reacciones. Sé que esto duele más que los golpes de los secuestradores, pero así son estos negocios, uno nunca sabe lo que puede perder.”

“-¿Sabes una cosa, licenciado Carvajal? La ventaja de vivir en un Estado tan violento es que cuando se quiere asesinar a un funcionario público, siempre hay a quién echarle la culpa.”

“No hay nada más funesto que conocer el futuro y no saber evitarlo.”

“Hay que tener valor -se dice-, para arrojarse a lo desconocido, a la experiencia mística, al arrebato alado de las musas, al amor, solo por la esperanza, y nunca la certeza, de que al otro lado se encuentra el paraíso.”

 

Anuncios