🔖 Amanecer | Octavia Butler

Amanecer, de Octavia Butler, es el primer libro de la trilogía Xenogénesis. Conocí a Octavia Butler gracias a Carla, del blog Fábulas estelares, y desde que empezó a hablar de esta autora supe que tenía que leerla y descubrirla. Un día, de paseo, fui de visita a una tienda de segunda mano de mi ciudad. Prometo que solamente fui a mirar, pero claro, cual fue mi sorpresa que me encontré allí la trilogía Xenogénesis al completo. Por supuesto, no la pude dejar allí, tenía que venirse conmigo. Es una trilogía que es bastante complicado encontrarla en castellano por lo que fue una total sorpresa encontrarla. Llegó el momento de leerlo, acompañada por varias personas (Lara, Oana y Ángel) y ha una lectura totalmente increíble.


Un día, tras un largo tiempo, te despiertas en un entorno totalmente desconocido para ti y te topas con varias sorpresas. Te encuentras en un habitáculo cerrado, un habitaculo muy minimalista que tiene lo mínimo para poder sobrevivir, o eso es lo que parece. 18893416_439032806474836_4503818047724013589_nEste habitáculo lo conoces de otras veces que has despertado pero tiene varias novedades. En una esquina hay una figura que llama totalmente tu atención.Esa figura resulta que es un ser, un ser totalmente diferente, un ser que no habías visto nunca hasta el momento. Es un extraterrestre, con un aspecto un tanto espeluznante. ¿Cuál sería tu reacción inmediata ante este primer encuentro? ¿Cómo reaccionarías ante el encuentro con una nueva, y desconocida, especie? Esto es lo que le ocurre a nuestra protagonista, Lilith Iyapo. Lilith se despierta en un habitaculo que resulta que está dentro de una nave, una nave que no es lo que parece. Ha pasado muchos años en animación suspendida, muchos más años de los que ella misma pensaba. Y lo primero que se encuentra es a un ser totalmente diferente y que a simple vista es totalmente espeluznante.

“Ella se estaba retirando de nuevo a su jaula… era como un animal del zoo que ha estado tanto tiempo encerrado que la jaula se ha convertido en su hogar.”

La Tierra que habitaban los humanos ya no existe. Debido a una guerra se ha destruido y allí ya no queda nada. El ser que Lilith se encuentra en su habitáculo pertenece a la especie Oankali, especie autóctona de la nave. Los Oankali han intervenido, por decirlo de alguna forma, en la guerra y han rescatado a todos los humanos que pudieron. Esos humanos ahora están en la nave pero están como estaba Lilith, en animación suspendida. Durante ese proceso, los Oankali estudian a los humanos. ¿Por qué han intervenido los Oankali? ¿Por qué han rescatado a los humanos? ¿Por qué ese interés por estudiarlos y tenerlos dormidos? Considero que ya he contado demasiado de la trama, así que me voy a quedar aquí, si queréis responder a esas preguntas tendréis que animaros y descubrirlo por vosotros mismos.

“-Somos una especie adaptable, pero no está bien ocasionar sufrimientos, sólo porque su víctima pueda soportarlo.”

A lo largo de Amanecer, esta primera novela, vamos conociendo a Lilith y acompañándola en su nueva vida. Lilith quiere salir de su habitáculo, quiere salir de ese lugar tan opresivo. Para ello tiene que acostumbrarse a la presencia y al aspecto del Oankali que la acompaña. Cuando consiga tratarlo como a un igual es cuando podrá salir de ese habitáculo y conocer su nuevo mundo, conocer la nave. Como ya he dicho, vamos acompañando a Lilith. La acompañamos en su proceso de adaptación, un proceso duro y largo. La acompañamos en el proceso de dejar atrás los prejuicios, de perder el miedo a lo diferente. También la acompañamos en sus descubrimientos, en cómo va descubriendo las respuestas a esas preguntas que antes me hacía, y en los descubrimientos que va haciendo de la nave.

Lilith me ha parecido una gran protagonista, una protagonista increíble. Es un personaje muy real, una mujer muy fuerte y muy luchadora. En ciertos momentos me sentí muy identificada con ella, me fue muy fácil ponerme en su piel. No coincido con ella en todas las decisiones que toma pero si la llegue a comprender. Es muy interesante ir conociéndola y ver como busca argumentos para el conflicto en el que se encuentra.

“-¿Cuántas veces pueden quitarle a una todo lo que tiene, y que aún le quede la voluntad de empezar de nuevo?”

Octavia Butler, con Amanecer, me ha fascinado de principio a fin. Me fascinó la ambientación, el mundo, la nave creada por la autora. Una nave que no es lo que parece, una nave que esconde secretos que vas descubriendo poco a poco, junto a la protagonista. También me ha fascinado la especie de los Oankali, sus inquietudes, sus características, su forma de expresarse y de comunicarse. Sin duda, Butler describe el mundo y a los habitantes de una forma detallada que hace que el lector se imagine, perfectamente, todo lo que está leyendo. Pero no solamente destaca por el mundo creado y por cómo se centra en los detalles. También destaca por cómo le va dando forma a Lilith, la protagonista, y por la historia que nos narra. Cómo trata el proceso de adaptación, el choque entre las especies y el tema de los prejuicios.

Es abrir el libro y no poder soltarlo. Te apasiona lo que estás leyendo, no puedes parar y necesitas saber más. Te apasiona el mundo, la historia y los personajes. Es un auténtico no parar. Terminas de leer el libro y es cuando te das cuenta de todo lo que acabas de leer. Es una lectura que te deja un regusto agridulce, es una gran lectura pero a la vez es muy triste. Es muy triste por todas las realidades que refleja, y esas realidades no te las puedes quitar de la cabeza tras terminar la lectura. Es una lectura de esas que dejan resaca, de las que no puedes olvidar, de las que te vienen continuamente a la mente. Es un libro que te deja con ganas de más, por lo que no tardaré en leer el segundo libro y por supuesto, por aquí os traeré mi opinión. Una de mis mejores lecturas de este año, sin ninguna duda.


📖  Título Original: Dawn | Xenogénesis #1 | Traducción: Luis Vigil | 319 pag. | Ultramar Ediciones | 1987 – 1989 | 5/5

📎 Más reseñas de Amanecer: Fábulas estelares.

🔖 Yabarí | Lola Robles

Hay libros que se te hacen largos, que consideras que tienen muchas páginas de relleno y que estás deseando que se termine. Pero también te puedes encontrar con libros con los que sientes todo lo contrario. Libros que se te hacen cortos, que te gustaría que tuvieran más páginas y que intentas alargar al máximo su lectura, no quieres que se termine. Pues bien, Yabarí de Lola Robles está en ese segundo grupo, sin ninguna duda.

Yabarí es un planeta que tiene un recurso que el resto de planetas necesitan. ¿Qué pensáis que hacen esos planetas? Está claro, se creen dueños y diferentes empresarios deciden colonizar Yabarí. Solamente quieren conseguir ese recurso, las consecuencias o el planeta en sí, les da exactamente igual. ImprimirMuriel Johansdóttir, nuestra protagonista, es una periodista que viaja a Yabarí para investigar y desvelar lo que allí está ocurriendo. Las empresas explotadoras están acusadas de maltrato a los nativos, de violar el sistema de los Derechos Humanos Universales y de estar acabando con la selva. La investigación no será nada fácil, se encontrará con sorpresas, peligros y nuevas preguntas sin una respuesta clara. ¿Qué son esas enormes zonas blancas que se extienden por la selva de Yabarí?

Llevaba tiempo con ganas de leer algo de Lola Robles, este año quiero leer a más autores/as nacionales y además Lola Robles me llamaba mucho la atención. Cuando vi en el catálogo de la Editorial Cerbero esta novela corta, supe que sería mi primera toma de contacto con la autora. Así ha sido y el resultado ha sido del todo satisfactorio. Estoy deseando leer más obras de la autora.

“Hay otras posibilidades de conseguir energía para nuestros planetas sin que sea necesario devastar mundos ajenos.”

¿Cómo hablar de esta historia sin contar demasiado? ¿Cómo transmitir todo lo que en tan pocas páginas plasma la autora? ¿Cómo conseguir que al terminar de leer esta entrada, el lector quiera ponerse a leer esta novela? Es muy complicado, es muy difícil no contar de más y transmitir todo lo que esta novela corta contiene.

Yabarí es una novela corta que trata, denuncia, una gran variedad de temas y desde mi punto de vista, lo hace de una forma muy correcta. La novela está ambientada en un futuro pero refleja una realidad muy actual. La crítica a la sociedad está plasmada en ese planeta futuro pero es algo aplicable a la actualidad. Los humanos piensan solamente en ellos mismos, son personas egoístas por naturaleza. Cuando quieren algo, luchan por conseguirlo sin importar las graves consecuencias que eso tenga para el resto. En este caso, necesitan un recurso de otro planeta y no pueden conseguirlo de buenas, sino que no dudan en colonizar, explotar y terminar con ese planeta ajeno. Machismo, egoísmo, violencia, explotación, racismo… Todos estos temas están plasmados entre las páginas de la novela, y al leerlo nos damos cuenta que no es cosa del pasado o del futuro, es cosa del presente. Esto está ocurriendo continuamente a nuestro alrededor y nos quedamos de brazos cruzados, por decirlo de alguna forma.

“-Nunca he creído que esas Fuerzas sean realmente de paz y sirvan para proteger y defender a los pueblos o colectividades en peligro o evitar masacres. Eres periodista y sabrás perfectamente que muchos de los planetas que han participado en la formación de ese Ejército, venden a la vez armas a alguna de las partes que se enfrenta en los mundos en conflicto.”

Pero Muriel, la protagonista de esta historia, no está dispuesta a quedarse de brazos cruzados. Yabarí es un planeta que, por decirlo de alguna forma, carece de ley. Es por eso que sabe que es complicado, sabe que se está metiendo en la boca del lobo pero le es imposible quedarse parada, tiene que sacar a la luz lo que allí está ocurriendo. Muriel es un personaje de carne y hueso, muy real, por lo que es muy fácil que el lector se ponga en su piel. Es como si sus pensamientos se te metieran a ti en la mente, quieres descubrir todo lo que está ocurriendo en ese planeta, quieres ayudar a los nativos, quieres darles voz y darles una solución. Además, Muriel es una mujer muy directa, no se muerde la lengua y habla de cualquier tema sin tapujos. Eso me ha encantado, para ella no existen temas tabú y habla de cualquier tema con mucha naturalidad. Es una periodista que se vuelca totalmente, quiere aprovechar su situación para poder ayudar a los nativos de este planeta. Luchará para descubrir toda la verdad, quiere conocer de primera mano las condiciones de los yabarís y tiene claro que, nada ni nadie la va a parar. Hay más personajes en la historia, pero sin duda Muriel se lleva todo el peso.

“Siempre hay personas justas en todos los mundos.”

La ambientación me ha parecido increíble, me ha parecido muy interesante. Yabarí es un planeta muy interesante, que Lola Robles lo describe de una forma que da ganas de irse allí. De ir a disfrutar de esas zonas tan verdes y plagadas de naturaleza, de irse a explorar esas misteriosas zonas blancas. ¿Qué esconden esas zonas blancas? ¿Qué son realmente?

Ha sido una lectura totalmente fascinante de principio a fin, un total descubrimiento. Lo único que no me ha convencido del todo es su extensión. Como ya he dicho al principio, es una novela que se me hizo corta, que leí poco a poco porque no quería que se terminara. Me quedé con ganas de conocer mejor a Muriel, con ganas de descubrir más el planeta Yabarí, con ganas de saber que pasará al final. Porque el final no queda del todo cerrado, terminé de leer la novela y los interrogantes me volvían loca. No suelo disfrutar de estos finales, ya lo sabréis, pero poco a poco les intento pillar el gusto. En cierto modo, es un regalo de la autora, te permite que tu continúes la historia a tu gusto. En mi cabeza tengo claro lo que ocurriría con Yabarí, pero lo que no sé es si coincidiría con lo que piensa la autora.


📖  Yabarí | Lola Robles | 213 pag. | Editorial Cerbero | 2017 | 4/5

📎 Más reseñas de este libro: Lulu Von Flama

⇒ También os recomiendo pasaros por el blog Más que veneno, Dalayn es la adoptante de Lola Robles y ya ha publicado esta entrada tan interesante

🔖 El cielo es azul, la tierra blanca | Hiromi Kawakami

Considero que soy una persona que lee muy variado, suelo compaginar diferentes géneros y estilos. Tengo inquietudes y voy probando nuevos autores o géneros con los que no me había atrevido hasta entonces. Pero también tengo épocas en las que solamente me apetece centrarme en algo concreto. Este año, se podría decir que estoy muy centrada en la literatura japonesa, me apasiona y cada día me enamora más. Pero, ¿qué tiene la literatura japonesa para que me apasione tanto? Cuando descubro o leo por primera vez a un autor/a japonés, estoy impaciente e inquieta, quiero descubrir con qué me va a sorprender.  Todas las historias son muy diferentes pero a la vez tienen aspectos muy similares. Las novelas japonesas me parecen únicas, especiales, muy originales. Sorprenden al lector, dejan una huella larga y duradera, te marcan totalmente. Aparentemente pueden parecer historias muy sencillas pero a medida que te metes en ellas, que te dejas llevar, te das cuenta de la gran profundidad que tienen. La muerte, la angustia o los grandes temores son temas muy recurrentes, pero son tratados de una forma muy bonita y delicada. Esas descripciones tan bonitas que parecen poesía, esos personajes que no puedes olvidar. Me pasaría horas enumerando todos los puntos que me gustan de la literatura japonesa, pero considero que es mejor descubrirlo por uno mismo. Sé que no es una literatura que guste a todo el mundo, pero dadle una oportunidad, dejad que os conquiste poco a poco y os dejará totalmente enamorados.

Esta es la historia de Tsukiko, una mujer muy solitaria y que por decirlo de alguna forma, reniega del amor. Es una mujer que disfruta de sus momentos de soledad pero en el fondo está pidiendo compañía a gritos. 18222462_424934734551310_2976216240061933942_nUn día, en una taberna, encuentra a su viejo maestro de japonés, un hombre que también es muy solitario, y a partir de ese momento empiezan a coincidir de forma fortuita.

Llevaba un tiempo con ganas de leer a esta autora, a Hiromi Kawakami, y tenía claro que mi primer acercamiento a su obra sería con esta novela, ‘El cielo es azul, la tierra blanca’. ¿Por qué? Ya con su título me conquistó, un título llamativo y muy bonito, un título al que quieres buscar significado. Además, me daba la impresión de que me encontraría una de esas historias sencillas y a la vez tan especiales, de las que dejan huella y dan ganas de continuar con la obra de la autora, en este caso. Pues bien, no me equivocaba para nada, me ha dejado muy buen sabor de boca y con ganas de continuar ahondando en su obra, cosa que no tardaré en hacer.

“Del mismo modo que una pequeña ola puede desencadenar un tsunami en la otra punta del océano, una tontería puede producir una discusión en el momento más inesperado.” 

Se podría decir que Tsukiko es la gran protagonista, la principal, y es un personaje muy complejo. Una mujer solitaria que en ciertos momentos deja salir a la luz su lado más infantil. Un personaje muy real, con sus imperfecciones, con sus sentimientos encontrados. La vamos conociendo poco a poco, hasta que llega un momento en que la comprendemos, en qué nos ponemos en su piel sin ningún problema. Esta novela tiene dos protagonista muy solitarios, dos personajes que están cómodos con su soledad pero a la vez anhelan tener a alguien a su lado. Poco a poco, se convierten el uno para el otro en la razón para despertarse cada día, en la razón para seguir adelante. El lector vamos viendo como van encontrándose de forma fortuita, como va surgiendo esa relación tan especial de una forma muy natural y sutil. La autora va narrando el día a día de los protagonista, su vida cotidiana y el nexo que hace que se encuentren, el sake y la cerveza. Porque sí, en esta historia son muy importantes los dos protagonistas pero también tienen una gran importancia estas dos bebidas, son como dos personajes más. El sake y la cerveza son los culpables de que se hayan encontrado después de tantos años, y también los culpables de que sigan encontrándose de forma no planificada.

“Los temores nocturnos son como bolas de nieve, que acaban formando un alud si no se detienen a tiempo.”

Nos encontramos ante una historia lenta, una historia que va conquistando poco a poco al lector. Una historia que se narra de forma muy sutil, en ciertos momentos es el propio lector el que saca conclusiones, el que va más allá. Hiromi Kawakami transmite perfectamente los sentimientos que van aflorando, a pesar de que los narra de una forma muy sutil. Vamos notando como la vida de los personajes va evolucionando, como quieren dejar atrás esa vida tan solitaria y como se va formando ese nexo entre los dos.

Si algo me queda claro, cada vez que leo a un autor japonés, es que no es tan importante lo que cuentan sino cómo lo cuentan. Esta historia, en otras manos no tendría la magia que desprende gracias a la pluma de Hiromi Kawakami. La forma tan poética de narrar los hechos, esa sutileza que hace que el lector vaya más allá por si mismo y la forma de transmitir los sentimientos, que consiguen que te pongas en la piel de la protagonista. Sin duda, la pluma de la autora me ha conquistado totalmente, me ha dejado con ganas de más, con ganas de ahondar más en su obra.

“Cuando tienes un gran amor, debes cuidarlo como si fuera una planta. Debes abonarlo y protegerlo de la nieve. Es muy importante tratarlo con esmero. Si el amor es pequeño, deja que se marchite hasta que muera.”

Al llegar al final, se cierra el libro, se mantiene entre las manos y se te escapa una sonrisa. Es un final que puede resultar predecible, que se sabe lo que va a ocurrir, pero sinceramente, no por eso se pierde la magia. Un final que me ha parecido bonito y que deja un mensaje, una metáfora. Cuando terminas de leer esta novela, es cuando te das cuenta que has leído una historia muy especial, de esas que dejan huella, de las que marcan al lector. Una novela bonita, especial, que hacen pensar y que deja muchas enseñanzas entre líneas.


📖  Título original: Sensei no Kaban | Traducción: Marina Bornas Montaña | 211 pag. | Alfaguara | 2001 – 2017 | 3’5/5

📎 Más reseñas de este libro: A través de otro espejo y Lecturafilia

♥ Muchas gracias a la editorial Alfaguara por el envío del ejemplar.

🔖 La vegetariana | Han Kang

Me siento, me pongo frente al ordenador y me encuentro este folio en blanco. Un folio en blanco que hoy me da vértigo cuando otras veces me da alas. ¿Cómo hablar de este libro?, ¿cómo plasmar todo lo que significa esta lectura? Al final de la novela, nos encontramos con la experiencia de la traductora, Sunme Yoon, y ella describe de una forma maravillosa lo que se siente con esta novela. “No fue una simple satisfacción profesional por haber encontrado un buen libro para traducir sino una sacudida que hizo resonar las fibras más íntimas de mi ser, como hacía mucho tiempo que no lo hacía ninguna.” “Me pareció una novela singularmente lírica y bella, pero no con la cabeza serena y placentera que nos trasmiten las cosas convencionalmente bonitas y agradables sino con esa belleza perturbadora e inusitada que nos corta el aliento y nos deja temblorosos, como cuando nos asomamos a un precipicio sin fondo o experimentamos la finitud bajo las incontables estrellas del universo.” ¿Y cómo hablar ahora de esta lectura, después de esas palabras de la traductora?

Un día te levantas, te sientes diferente, hay algo que te inquieta y decides cambiar un hábito de tu vida. ¿Cómo reacciona tu entorno ante esta decisión? Lo primero que harán será pensar que es algo pasajero, una llamada de atención, que ya se te pasará. Empiezan a tratarte de loca, de rara, de diferente… No lo entienden, no lo aceptan y tampoco lo respetan. 18221893_423034101408040_2945644684417613350_n¿Tan complicado es respetar la decisión de una persona? ¿Tan complicado es entender que cada persona es libre para decidir lo que quiere hacer? Pues parece ser que sí, que es muy complicado, que no podemos vivir sin cuestionar las decisiones de los demás.

Han Kang lo plasma perfectamente en esta novela. En ella nos narra la historia de Yeonghye, dividida en tres partes narradas desde tres diferentes puntos de vista. En esas tres partes veremos cómo su entorno cuestiona su decisión, ni la comprenden ni la respetan. Un día, nuestra protagonista, sufre una pesadilla, y cuando se levanta decide que no volverá a comer ningún alimento proveniente de origen animal. Las pesadillas se repiten y eso hace que el tema de la alimentación vaya a más. Lo que ella no se imagina es como esto va a repercutir en su vida, en su entorno, en su familia.

“De hecho, jamás he podido sentirme cómodo con las mujeres bonitas, inteligentes, sensuales o provenientes de familias adineradas.”

La primera parte está narrada por el marido de la protagonista. Conocemos el cambio, conocemos la situación, desde su punto de vista. Es un hombre detestable, ya lo refleja en una de sus primeras frases (la que he puesto en el párrafo anterior) y ese sentimiento de odio va a más. Es un hombre que le da igual todo, no le importa lo que le pase a su mujer solamente se centra en él mismo, en cómo va a repercutir en él la decisión de su mujer. Desde mi punto de vista, este hombre tiene un gran temor a que le hagan sentir inferior. Su mujer toma una decisión, decide hacer un cambio por sí misma, y él considera que eso es un insulto hacia él, una humillación. A continuación, nos encontramos con el siguiente narrador, el cuñado de la protagonista, marido de su hermana. Un hombre que no es cómo parece, un hombre que tiene un interés oculto. No voy a centrarme en lo que hace o deja de hacer, pero tengo que reconocer que también le cogí bastante odio. Considero que la autora utilizó a los dos narradores masculinos para reflejar muchas de las actitudes de los hombres de su cultura. Una crítica a una sociedad tan cerrada, a una sociedad en la que las mujeres son bastante sumisas con sus maridos. Por ejemplo, cuando deja de comer carne y comienza a adelgazar, le está haciendo un feo a su marido porque se está quedando en los huesos, está perdiendo belleza. No importa si está bien de salud o no, no importa porque ha tomado esa decisión, sino que está humillando a su marido. En cuanto al cuñado, no voy a entrar en lo que sucede, pero considero que me parece más horrible aún que su marido.

“Es una sensación imposible de imaginar si no se ha vivido antes… Es perentoria, frustrante y tibia como la sangre que aún no se ha enfriado.”

En la última parte nos encontramos el punto de vista de la hermana de la protagonista. Considero que ha sido una parte que se centra en la reflexión y también en el arrepentimiento. Una persona de tu entorno lo está pasando mal, ¿has hecho todo lo que estaba en tus manos para ayudarla? Cuando las cosas van mal, cuando están en el peor momento, es cuando te pones a pensar si has hecho todo lo que has podido.

La protagonista no tiene mucha voz en esta novela, conocemos su historia por los testimonios de su entorno. Pero a mi me ha quedado algo claro, me ha mandado un mensaje, por decirlo de alguna forma. En este caso, el empezar a ser vegetariana no es una simple decisión, es un desafía a la sociedad en la que vive, es el comienzo de su propia revolución. El comienzo de un cambio, es el querer decidir por sí misma, tomar sus propias decisiones. Yeonghye es una protagonista a la que se le pilla cariño, a la que querrías abrazar, a la que querrías ayudar. Una mujer incomprendida, una mujer a la que no le quieren dejar volar, a la que le quieren cortar las alas.

“Pensaba que la vida era muy extraña. La gente comía, bebía, iba al baño, se bañaba y seguía viviendo después de pasar por cualquier hecho, incluso el más terrible.”

Estamos ante una novela que horroriza al lector. Horroriza leer de lo que es capaz el ser humano, el poco respeto y comprensión que hay. No se aceptan los cambios, no se respeta a las personas que deciden ser diferentes. Es una novela perturbadora pero que a la vez te conquista, te apasiona, no puedes dejar de leer y de saborear cada palabra. Es una novela que mantiene al lector alerta, que le pone los pelos de punta en ciertos momentos y que le hace reflexionar. Es una novela que recomiendo totalmente, que tendría que leer todo el mundo.

⇒ Para terminar, quiero elogiar la maravillosa edición que es obra de la editorial :Rata_. Al comienzo del libro, nos encontramos un prólogo de Gabi Martínez en el que analiza un poco la cultura y la situación. Al final nos encontramos con una entrevista a la autora, realizada por Milo J. Krmpotić. De esa entrevista quiero destacar la siguiente frase de la autora: “Rechazando la carne, Yeonghye, la protagonista, rechaza la violencia del ser humano.”. A continuación tenemos la experiencia de la traductora, Sunme Yoon, que me una auténtica maravilla. Y para finalizar, una carta de amor de :Rata_. Además, tiene bastantes detalles escondidos. Sin duda, es una edición que se nota que está tratada con mucho mimo.


📖  Traducción: Sunme Yoon | 223 pag. | :Rata_ | 2007 – 2017 | 5/5

📎 Más reseñas de este libro: Grama.G, In the never never

🔖 Hotel Iris | Yoko Ogawa

Yoko Ogawa es una autora con una amplia obra, y entre sus publicaciones se podría decir que hay un poco de todo. A veces, se acierta con la elección y otras no. Vamos, es lo que a mi me suele pasar con ella. Solamente he leído tres de sus títulos pero me gustaría ir ahondando más en su obra, no creo que tarde en hacerlo. La primera novela que leí suya fue ‘La residencia de estudiantes’, no me dejó muy convencida pero sí me dejó con ganas de leer algo más suyo. Luego me animé con ‘Lecturas de los rehenes’, del que os hablé en esta entrada, y que fue una grata lectura, quedé muy contenta. 18118590_421229454921838_6901430772856604151_nY ahora, he leído ‘Hotel Iris’, novela que me ha dejado con sentimientos encontrados, no me ha convencido del todo y no tengo muy claro qué pensar de la obra en todo su conjunto.


Mari es la protagonista de esta historia, tiene diecisiete años y ayuda a su madre en la gestión del hotel familiar, el hotel Iris. Una noche, la discusión una mujer con un hombre, rompe la calma que había hasta el momento en el hotel. El hombre solamente dice una frase en esa discusión, pero esa frase atrae totalmente a nuestra protagonista. Mari se siente atraída irremediablemente por ese hombre, está deseando encontrarlo y cuando lo hace, su vida cambia completamente.

Me parece muy complicado hablar de este libro porque, como ya he dicho, es una lectura que me ha despertado sentimientos encontrados. En esta lectura te encuentras las dos caras de la moneda, puntos que gustan pero también puntos que despiertan recelo en el lector. Sinceramente, es un libro que no me atrevería a recomendar porque puedo acertar o todo lo contrario. Estamos ante una historia oscura que puede horrorizar o enamorar al lector. En mi caso, la historia me horrorizo pero la forma de escribir de la autora me encantó, como siempre.

“Yo misma no tenía claro cuál era el significado de ese «perdón, por favor», pero se trataba, al menos, de un grito, de una expresión de mi angustia. Ahora, finalmente, he llegado a comprender lo que significa: era una manifestación, desde el fondo de mi alma, del anhelo de ser perdonada.”

Lo bueno, lo positivo, lo que hace que disfrutes de la lectura a pesar de lo que estás leyendo, es la forma de escribir de Yoko Ogawa. La autora escribe de maravilla, enamora con sus palabras a pesar de que lo que estas leyendo no es nada bonito. Su forma de narrar, su forma de describir, consigue que las imágenes acudan a la mente del lector. Te imaginas todas las situaciones a la perfección, es como si lo que estás leyendo se convirtiera en una película en tu mente. Aunque en ciertos momentos, esas descripciones tan gráficas de la autora, ponen los pelos de punta. Además, la autora va creando una atmósfera increíble, opresiva, perturbadora, incómoda. Empiezas la novela y piensas que estás ante una lectura sencilla, pacífica e interesante. Pero esa lectura sencilla se va convirtiendo en algo perturbador, en algo demasiado turbio que te pone los pelos de punta.

Las descripciones tan gráficas sobre violencia, violencia verbal, violencia sexual, ponen los pelos de punta. En ciertos momentos tuve que dejar de leer, me entraban hasta escalofríos. Estamos ante una relación muy tóxica, una chica joven que se obsesiona con un hombre mayor que no es lo que aparenta. Es increíble las decisiones que ella va tomando pero más increíbles son los actos de ese hombre, ese hombre de doble cara. No quiero entrar en todo lo que he sentido con los dos personajes porque si queréis leer esta novela no quiero que os influya mi punto de vista. Aunque las comparaciones son odiosas, en ciertos momentos esta historia me recordó a la de Lolita de Vladimir Nabokov (novela que no pude terminar de leer), pero de forma lejana porque no tienen nada que ver. ‘Hotel Iris’ es una novela mucho más oscura, desde mi punto de vista.

“Se me hacía insoportable la idea de no ser capaz de cumplir con sus deseos. Un pensamiento así me atemorizaba en mayor grado aún que el propio dolor que el traductor pudiera infligirme. ¿Y si me convertía en un ser inútil para él? Con una sola de sus órdenes que no fuera yo capaz de satisfacer, me parecía que a todas y cada una de las palabras de amor escritas en sus cartas se las llevaría el viento.”

Por último quiero hablar del final de esta novela. Los finales de los autores orientales son algo que no conectan del todo conmigo, pero en este caso me ha parecido un final brillante, perfecto para esta historia.

No sé si ha quedado clara mi opinión, considero que no he plasmado lo que quería, pero hay libros de los que no sabes como hablar, este es uno de ellos. Es una novela que enamora por como está escrita porque Ogawa me encanta como escritora, y que tiene momentos que he disfrutado, como el final. Pero la historia en sí, me horrorizó, no entendí las actitudes de ninguno de los dos protagonistas y en ciertos momentos lo llegué a pasar mal. Termino como he empezado, no me atrevo a recomendar esta novela. Si habéis leído algo de la autora y os gusta su forma de escribir, podéis intentarlo. Si no habéis leído nada suyo no comencéis por esta obra, no creo que sea una buena toma de contacto con la autora.

→ ¿Habéis leído alguna de las obras de Yoko Ogawa? Yo ya tengo elegida mi próxima lectura de la autora, será ‘La fórmula preferida del profesor’ y tengo el presentimiento de que será una muy buena lectura. 


📖  Título original: Hoteru Airisu | Traducción: Juan Francisco González Sánchez |253 pag. | Editorial Funambulista | 1996 – 2017 | 2’5/5 

📎 Más reseñas de este libro: El peso del aire (Isa-Janis)

♥ Muchas gracias a la editorial Funambulista por el envío del ejemplar.

🔖 El silencio de las sirenas | Beatriz García Guirado

Hay veces, que cuando quieres hablar de un libro las palabras te salen solas y no puedes parar de hablar de él. En cambio, te encuentras con otras lecturas de las que no sabes muy bien cómo hablar, te quedas en blanco, no encuentras las palabras. 17155434_394061674305283_5968939712441074509_nCuando terminé de leer ‘El silencio de las sirenas’ de Beatriz García Guirado, decidí darle un poco de espacio, un poco de reposo. Decidí hacer esto porque sinceramente, no tenía muy claro como dar mi opinión, como reflejar lo que me pareció esta novela. Después de un pequeño tiempo, me he puesto al fin a escribir sobre él y sigo igual que cuando lo terminé. He decidido no alargar más el tiempo y tampoco alargar esta entrada, por lo que me he decantado por escribir una mini-opinión.

“La muerte de un niño es un acontecimiento contra natura, nos recuerda que la vida es fugaz y el tiempo apremia. Sin embargo, nadie envidia a los ancianos. ¿Cuál es la edad apropiada para morir?”

Hace cinco años que la mujer de nuestro protagonista, Oless Svalbard, ha fallecido debido a una ola gigante. Este suceso no ha abandonado la mente de Oless en ningún momento. Una mala experiencia, un suceso trágico te cambia la vida. Adoraba el mar, adoraba bucear pero el mar se convirtió en su mayor pesadilla. Tras esos años alejado de su afición por el buceo, decide dar un paso hacia delante, retomar su afición y sumergirse en el Pacífico. Eso le vuelve a cambiar la vida, ya que durante la inmersión cree que ha visto una sirena. Este suceso le obsesiona totalmente, hasta cierto punto que comienza un viaje en busca de respuestas, en busca de algún testigo que también haya visto sirenas. A lo largo de la novela le acompañaremos en ese peculiar viaje, en esos encuentros con unos personajes bastante pintorescos.

“Si la tristeza tuviera forma, si pudiese dibujarla, sería, sin duda, una ballena varada.”

Las expectativas son mis mayores enemigas, suelo intentar apartarlas, intentar que no me influyan. Pero hay veces que eso es imposible, empiezas un libro con ganas de disfrutarlo, y eso puede jugarte una mala pasada. Empecé El silencio de las sirenas cometiendo un error, buscando algo que no he encontrado. No he disfrutado de esta lectura por ese momento, porque continuamente estaba buscando ese algo que no había. Sinceramente, no se como abordar esta opinión, no sé cómo quedará finalmente, pero en aspectos generales tengo que decir que ha sido una novela que me ha dejado muy fría.

Lo primero con lo que he chocado ha sido con la estructura de toda la novela, me ha resultado demasiado caótica. Nos encontramos ante una novela que va saltando, en el tiempo y en los personajes, y para mi fue demasiado. Como ya digo, me ha resultado todo demasiado caótico y en ciertos momentos me perdí totalmente. Esta lectura, desde mi punto de vista requiere muchísima concentración, no se puede perder el hilo ni un segundo porque entonces te darás cuenta de que estás totalmente perdido en la historia. También me ha ocurrido que considero que es una novela que va de más a menos. El comienzo no te disgusta pero la historia va perdiendo fuelle a medida que vas leyendo. En mi caso, he ido perdiendo el interés, no sabía a dónde me quería llevar la autora, sinceramente.

“-Siempre he pensado que las personas que hablan constantemente de desgracias desean secretamente que ocurran.”

Lo que en parte sí he disfrutado, a pesar de lo que he dicho anteriormente, ha sido de la confusión realidad-fantasía. La estructura es caótica, puedes perderte y eso ha sido un punto negativo. Pero esa confusión realidad-fantasía, que consigue confundir al lector, que ya no sabes si lo que lees es real o no, me ha gustado, me ha parecido interesante. Aunque ese juego, desde mi punto de vista, se ha estropeado con el final. Un final que ha sido un golpe sobre la mesa, en parte predecible y que para mi gusto no era necesario.


📖  El silencio de las sirenas | Beatriz García Guirado | 142 pag. | Salto de página | 2016 | 2’5/5

📎 Más reseñas de este libro: Boy with letters, Donde termina el infinito e In the never never 

🔖 Los años de espera | Fumiko Enchi

Fumiko Enchi fue uno de mis mejores descubrimientos del año pasado, como ya os conté en esta entrada. El año pasado, junto a Magrat, leí ‘Máscaras femeninas’, libro del que ya os hablé en esta entrada. La autora me conquistó por completo y sabía que tenía que leer algo más suyo cuanto antes. Por desgracia, en castellano solamente tenemos disponibles dos de sus obras, la que ya había leído el año pasado y la que he leído ahora. Llegó el momento de leer ‘Los años de espera’, y además lo leí en muy buena compañía, con Magrat y Carol. 16711910_384787601899357_8774453666453285144_nSinceramente, me da muchísima pena que no haya más novelas de la autora en castellano, considero que crea unas historias maravillosas y que tendría que ser una autora más conocida.

Japón, mediados del siglo XIX, nos encontramos con el país en plena reforma modernizadora de la era Meji. Estas reformas no son muy bien recibidas y la sociedad no se desprende de las viejas tradiciones, sobre todo las que afectan a la figura de la mujer. Con esta situación de fondo, conocemos la historia de Tomo, mujer de un alto funcionario, y de las demás mujeres que empiezan a habitar en su hogar. El marido de Tomo, Shirakawa, sabe muy bien que su mujer tiene una muy buena educación y que le va a satisfacer en todo lo que le pida. Por lo que se atreve a solicitarle que haga un largo viaje en busca de una buena concubina para él.

“Por lo que su belleza, aunque a ella le pasara desapercibida, era una belleza ensombrecida, como la de las flores de cerezo en un día nublado.”

Uno de los detalles que más me gustan de Fumiko Enchi, es la importancia y el peso que les da a los personajes femeninos. La autora le da fuerza al personaje femenino, y en ciertos momentos, refleja que el hombre no podría salir adelante sin esta mujer a su lado. En este caso, sin ninguna duda, el peso de esta novela recae sobre la protagonista, Tomo. Tomo es una mujer a la que vamos conociendo poco a poco, la vamos comprendiendo, nos vamos poniendo en su piel y sufrimos por ella. Vamos notando cómo evoluciona a lo largo de los años y como influye en ella su educación. Es una mujer educada en una sociedad en la que la mujer tiene que respetar y satisfacer a su hombre, y eso se nota. A pesar de que la vida no la trata muy bien, ella se muerde la lengua y se comporta como la sociedad pide. Tomo es un gran pilar en la familia, se encarga de la contabilidad y de todo el papeleo del hogar, pero nadie lo aprecia, nadie le agradece absolutamente nada. Esto hace que el lector reflexione, que piense en cómo sería la vida de Shirakawa sin su mujer a su lado, cómo saldría adelante. Shirakawa sabe que Tomo es una mujer muy sacrificada y que le gusta que las cosas salgan perfectas, por eso decide poner en sus manos la elección de una concubina. No había aparecido en escena y ya tenía un gran odio hacia Shirakawa. Un personaje que me puso de los nervios, que me puso de mal humor y que odié con todas mis fuerzas. Es un hombre muy egoísta, solamente piensa en él mismo, y encima en ningún momento piensa en los sentimientos de su mujer. Además, hay que destacar su otra faceta, su otra característica, y es que es muy mujeriego y encima no se molesta en esconderlo. Hay más personajes en la historia, más mujeres con mucha importancia y más hombres con características similares a las de Shirakawa. Pero he decidido no hablar del resto de personajes, de que los descubra el lector a medida que vaya leyendo la novela.

“-Por mucho que nos impacientemos, los seres humanos no podemos disponer los acontecimientos a nuestro gusto.”

El otro punto fuerte de la novela, a parte de los personajes femeninos y su historia, es la forma de escribir de Fumiko Enchi. Enchi es una autora que transmite muchísimo en cada frase que escribe, es increíble como plasma los sentimientos sobre el papel. Los sentimientos logran traspasar el papel y calan totalmente en el lector. Considero que sería una maravilla poder leerla en su idioma original, porque parte de su magia seguramente se pierda en la traducción. La autora va creando una atmósfera tensa, el lector se va oliendo que no todo va a ser bonito sino todo lo contrario, va a ser doloroso. En la otra novela, Máscaras femeninas, la atmósfera se iba haciendo inquietante y muy turbia, la historia tomaba un matiz bastante turbulento. En este caso considero que no se ha ido tornando en ese mismo aspecto, si no que va creando una atmósfera más dramática, más opresiva. Uno de los aspectos que ayudan mucho en la creación de esta atmósfera, son los diálogos, unos diálogos muy bien creados que van picando la curiosidad del lector. Y es que los diálogos creados por esta autora consiguen que el lector quiera continuar, quiera saber que va a ocurrir realmente y qué vuelta de tuerca se va a encontrar. En las novelas de Enchi hasta el mínimo detalle tiene muchísima importancia.

Aunque solamente he leído dos novelas de la autora, considero que la conozco bastante bien, conozco ese lado retorcido que tiene. En ciertos momentos, cuando nos deja algo que no está del todo atado, te hace pensar y hacer una doble lectura. En estos casos, en esos momentos, yo me ponía en la piel de la autora y empezaba a sacar conclusiones muy retorcidas, le daba muchas vueltas y las conclusiones siempre eran muy retorcidas. Pero sinceramente, me encajan perfectamente con la historia, pueden parecer conclusiones demasiado extremas pero no me parecen nada disparatadas.

Por último, quiero hablaros del final de esta novela, un final que te encoge el corazón. Es un final triste, un final que te deja reflexionando durante bastante tiempo. Pero tras mucho reflexionar, empiezas a sacar esas conclusiones que comentaba anteriormente, y te das cuenta que la autora tenía un as en la manga. Es un final triste, si, pero yo considero que también es una lección, que en ese final hay cierto toque de venganza. Y no digo nada más, que no quiero dar detalles importantes.


→ Os animo a que también leáis la entrada que ha publicado Magrat en su blog, en ella os habla de las dos novelas de la autora. 

📖 Traducción: Keiko Takahashi y Jordi Fibla | 273 pag. | Alianza Editorial | 1957 – 2011 | 4’5/5

📎 Más reseñas de este libro: Crónicas de Magrat