Cerezos en la oscuridad | Higuchi Ichiyō

A veces, no salen las palabras, y otras en cambio, salen a borbotones y te es imposible no escribirlas. Quiero avisar, desde un principio, que esta entrada va a ser bastante extensa. La fui escribiendo a medida que leí los relatos, y cuando terminé me di cuenta de su extensión. Estuve pensando como recortarla pero sinceramente, no lo veo justo. No lo veo justo porque considero que sería morderme la lengua y no quiero hacerlo. Quiero, mejor dicho, necesito, plasmar todo lo que sentí con esta lectura.

Soy una persona que rehuye de los prólogos o introducciones, las suelo dejar para leer al final y esto es debido a una mala experiencia (una introducción que me destripo totalmente el libro). En este caso me animé e hice una excepción, me leí la introducción al principio ya que me picaba la curiosidad.18664362_434632153581568_5036018305978239895_n ‘Cerezos en la oscuridad’ consta con una introducción escrita por Carlos Rubio, una introducción extensa, con mucho contenido, pero que me ha parecido maravillosa, muy interesante. Por eso, antes de centrarme en los relatos quiero hablar un poco de lo que me ha parecido la introducción. Nos pone un poco en contexto, nos habla de la época en la que fueron escritos los relatos para que así podamos comprenderlos mejor. No quiero destriparos la lectura de esta magnífica introducción por lo que solamente quiero destacar las partes que más me han gustado. Por un lado, el apartado ‘Ser mujer en la Era Meji’, me ha parecido muy interesante y además está repleto de referencias y recomendaciones. Me hizo especial ilusión encontrarme una referencia a Fumiko Enchi y su novela ‘Los años de espera‘. Y por otro lado, me ha gustado muchísimo conocer un poco la vida de la autora antes de ponerme a leer sus relatos. Higuchi Ichiyō tuvo una vida breve y muy dura. Y al conocer pinceladas de su vida considero que se comprenden mejor sus escritos, los relatos que nos encontramos a continuación. Y ahora sí, ya me voy a centrar en los seis relatos que nos encontramos en esta colección.

🎐  Cerezos en la oscuridad / Yamizakura (1982)

Cerezos en la oscuridad es un relato breve que la autora escribió a petición de Nakarai Tousi, periodista y autor al que se le puede considerar como mentor de la autora. En este primer relato, el más breve de la colección, la autora nos narra una historia bonita y triste a partes iguales. Ryōnosuke y Chiyo son dos jóvenes que se tienen mucho cariño desde que son niños, como si fueran hermanos. Pero ella no está del todo satisfecha con este trato, con esa relación, ya que sus sentimientos van más allá. ¿Cómo actuar ante el despertar de esos sentimientos? ¿Cómo hacer para que él se de cuenta de lo que realmente siente ella?

“¿Cómo era mi corazón hasta ayer? ¿En dónde estaba escondido este sentimiento? Una vez que lo percibo, mi alma se agita y ya no lo puede frenar.”

Este primer relato para mi destaca por cómo está escrito. Mi primera toma de contacto con la autora me deja claro que escribe de una forma muy bonita, muy poética, trata la historia con mucho mimo. En una historia muy breve consigue que el lector se ponga en la piel de los dos protagonistas, consigue que los comprendamos a los dos. En cuanto a su final, nos encontramos con un final abierto que deja al lector pensando en la posible conclusión. Es el lector el encargado de poner el punto final, el encargado de decidir cómo concluir la historia.

🎐  Día de Año Viejo / Ootsugomori (1894)

Día de Año Viejo, segundo relato de la colección, se centra en la historia de Mine, una joven criada. Mine proviene de una familia muy pobre, sin recursos, y trabaja de criada para una familia muy adinerada. A pesar de ser una familia que tiene una abundante economía, se podría decir que a la hora de la verdad tienen el puño cerrado. Este relato se podría decir que juega un poco con el lector. No narra directamente todo lo que sucede y en ese punto es donde entra el lector, donde tiene que leer entre líneas y tiene que sacar sus propias conclusiones. Con la lectura de este relato, el lector empieza a reflexionar y se da cuenta de dos detalles bastante reales. A veces, por ayudar a alguien a quien se quiere o se aprecia, se hace algo que nunca se haría en otra circunstancia. Se olvidan las posibles consecuencias y se realiza, sin pensarlo demasiado. Y también, a veces, se suele tachar a una persona como mala persona pero en realidad no lo es tanto, tiene su lado bueno, su lado desconocido. Esas son las dos conclusiones que he sacado de la lectura de este relato. Por último hablar de nuevo del final, un final abierto, un tanto sorprendente y que deja al lector decidir cómo finalizarlo.

🎐  Aguas cenagosas / Nigorie (1985)

Aguas cenagosas, tercer relato, me ha parecido muy interesante, tanto por los temas que trata como por cómo plasma la situación de la mujer de esa época. En este relato conocemos la historia de tres personajes: Riki, Genshiki y Hatsu. Tengo que destacar que gracias a la acertada narración, podemos comprender perfectamente la situación por la que están pasando los tres. Riki, el personaje principal, es una chica joven que ha tenido una vida bastante difícil. Vive y trabaja en un burdel, y allí destaca en comparación con sus compañeras. Cuando Genshiki la conoce en ese burdel, queda totalmente prendado de ella y esta situación cambiará totalmente su vida.

“La flor de loto es pura, aunque nazca en el lodo.”

No quiero entrar en más detalles, no quiero desvelar quien es Hatsu y que importancia tiene en la historia, ni tampoco quiero desvelar lo que ocurre entre los tres personajes. En los dos anteriores relatos también se narra la situación de la mujer pero en este relato en concreto me ha parecido que esa situación está mejor plasmada. Veremos las dos caras de la moneda, veremos a dos mujeres, muy diferentes entre ellas, en diferentes situaciones. En cuanto al final, tengo que reconocer que en un principio me dejó un poco confusa, tuve la necesidad de leerlo dos veces, sentía que se me escapaba algo.

🎐  Noche de Plenilunio / Wakaremichi (1895)

Noche de Plenilunio, cuarto relato, es sin duda uno de mis relatos favoritos. En este relato, la autora vuelve a plasmar la situación de la mujer de la época. Seki, la protagonista, está pasando por una situación muy complicada, su matrimonio es horrible. Lo ha estado aguantando pero en esta vida, todo tiene un límite. Acude a la casa de sus padres a contarles su situación y esa misma noche se encuentra con una persona de su pasado.

“Cuando la noche avanza, el camino se queda muy solitario.”

Es muy duro leer las palabras de Seki, leer como narra a sus padres la situación con su marido. No voy a entrar en detalles, no quiero hablar de lo que sucede en la casa de sus padres, pero tengo que reconocer que me he quedado un poco apagada, por decirlo de alguna forma. Como ya he dicho, esa misma noche se encuentra a una persona de su pasado. Y es increíble cómo la autora transmite perfectamente lo que ocurre, como esa persona de alguna forma trastoca tu presente, te hace sentir melancolía. Sin duda, un encuentro fortuito te puede trastocar, te puede traer recuerdos, te puede cambiar tu presente. Por supuesto, nos volvemos a encontrar un final abierto, acompañado de una frase muy significativa y bonita. Este relato es uno de mis favoritos porque me ha hecho reflexionar mucho. Reflexionar sobre varios temas, a destacar sobre cómo una persona puede dejar atrás sus sentimientos para hacer lo que se ve correcto.

🎐  Encrucijada / Jūsanya (1896)

Encrucijada, quinto relato. En este relato conocemos a Kichi y Kyō, y la amistad que los une. Kichi es un niño huérfano que trabaja como paragüero, y Kyō es una joven costurera que está cansada de remendar kimonos viejos. Debido a ello, decide cambiar de aires, decide cambiar de trabajo. Esta decisión defrauda totalmente al niño, le tiene mucho cariño y ese cambio de trabajo no le parece bueno para ella. El lector será testigo de esa amistad y de cómo la joven defrauda totalmente al niño. Cuando se es niño, se tiene una percepción totalmente diferente de las cosas y en este relato queda totalmente reflejado. Es el relato que menos me ha gustado de todos, sin ninguna duda. No sé realmente lo que me ocurrió con este relato, pero no he conseguido disfrutar de su lectura tanto como de la lectura de los anteriores. Sinceramente, me ha parecido que es el más flojos de todos los de esta colección. Además, el relato me pareció como muy apresurado y el final, de nuevo abierto, me ha resultado demasiado brusco. Me hubiera gustado que la autora le hubiera dedicado unas páginas más.

🎐  Dejando atrás la infancia / Takekurabe (1986)

Dejando atrás la infancia, sexto y último relato de esta colección. Es el relato más extenso y también el que me ha parecido más especial, sin ninguna duda. En este caso nos encontramos con un título que ya lo dice todo. Midori, Shinnyo y Shota son los protagonistas de esta historia. Son una niña y dos niños que están en ese momento tan complicado, el paso de la infancia a la adolescencia. El lector será testigo de cómo va evolucionando la vida de estos tres niños, de cómo tienen que dejar atrás las épocas de juego y centrarse en lo que será su vida a partir de ese momento.

“La dolorosa espera, a medianoche, de un calentador de pies. Eso es precisamente el amor.”

Este relato, como ya he dicho, me ha parecido el más especial. Plasma perfectamente ese momento tan duro, ese proceso en el que la vida de un niño cambia. También, la confusión, el temor, que acecha al niño cuando tiene que dejar a un lado la infancia, cuando tiene que madurar. También destaca por su ambientación, muy interesante, en uno de los barrios más famosos por las casas de té, Yoshiwara. Y además, en este relato volvemos a disfrutar de esa narración tan bonita, tan delicada y tan poética de la autora. Al ser un relato más extenso, que los anteriores, he notado que la autora se centra mucho más en los detalles, y como siempre, con mucho mimo.

Esta autora ha sido todo un descubrimiento. He disfrutado mucho de su narración tan poética y tan bonita. También de sus historias y de como plasma las situaciones por las que pasaban las mujeres de la época. Como ya sabréis, no suelo disfrutar mucho de los finales abiertos pero poco a poco les he ido pillando el gusto. En este caso he ido cerrando yo misma las historias. Ha sido una lectura que he disfrutado mucho, de principio a fin, y que me deja con ganas de seguir leyendo a la autora.


📖  Traducción: Hiroko Hamada y Virginia Meza | 304 pag. | Satori Ediciones | 2017 | 4’5/5

📎 Os animo a que leáis la entrada, sobre la autora y sobre sus relatos disponibles en castellano, que escribió Marta Marne para El peso del aire.

Dame tu corazón | Joyce Carol Oates

“Un arma es la amiga del hombre cuando sus amigos no pueden ayudarlo. Una amiga que lo protege de la vergüenza, del dolor, de tener que arrastrarse por la vida. Un arma puede devolver su integridad a un hombre herido. Un arma puede devolver su fuerza a un hombre abatido. No hay escapatoria, pero el arma proporcionará una vía de escape.”

En el interior de este libro, ‘Dame tu corazón’, nos encontramos con diez relatos, muy diferentes entre si pero con un punto en común. Ese punto en común es que despiertan, dentro del lector, sentimientos que se tenían muy ocultos. 17103646_392098871168230_1714696734902303122_nEntre la lectura de cada relato me tuve que tomar ciertos descansos, la autora te mete totalmente en la historia, te hace partícipe y al final de cada relato te deja mal cuerpo. Cierras el libro, respiras hondo y decides dejarlo apartado durante unas horas o incluso días. Joyce Carol Oates, en estos diez relatos, toca diferentes vertientes del amor y sus consecuencias. Amores tóxicos, amores de los que hacen mucho daño, amores obsesivos, amores autodestructivos. Pero todos ellos plasmados de una forma increíblemente real, tan real que en ciertos momentos da miedo. Da miedo leer esas partes malas del amor, esas situaciones que te cambian la vida o esos momentos que te parecen imposible que sucedan realmente. No solamente da miedo sino que hace que el lector se cuestione qué es realmente el amor. ¿Sabes realmente lo que es el amor?, ¿conoces realmente a la persona a la que amas?, ¿cuánto estarías dispuesto a aguantar por amor? Estas son algunas de las preguntas que la autora consigue que te formules.

“Quizá los adictos al juego empiezan así, uno se desespera por recuperar lo que ha perdido, porque perder supone una especie de vergüenza.”

Cuando hablo de libros de relatos, intento analizar, por encima, cada uno de los relatos. Esta vez he considerado que es mejor no hacerlo así, son muchos relatos y no querría desvelar demasiados detalles. Como siempre me suele pasar, no todos los relatos me han parecido tan brillantes. Son todos buenos relatos pero hay algunos que destacas, que son simplemente brillantes. En el primer relato, que da nombre al libro, ‘Dame tu corazón’, el lector es partícipe de un amor totalmente obsesivo, en ciertos momentos me recordó a ‘Carta de una desconocida’ de Stefan Zweig. En este relato, una mujer le envía una carta a una expareja y en ella le pide su corazón, tanto de forma metafórica como real. Con el quinto relato, ‘Asfixia’, lo pasé realmente mal, tuve que parar a respirar varias veces, a coger aire. Es un relato que transmite vértigo, que te ahoga poco a poco. ‘El torrente’, séptimo relato, es un relato que remueve por dentro al lector, despierta nuestro instinto de supervivencia. Penúltimo relato, ‘Sangría’, un relato que me puso realmente los pelos de punta. ¿Qué ocurre si estás en el lugar equivocado en el momento equivocado?, ¿qué ocurre si das ayuda a una persona que realmente está buscando otra cosa? Este relato hace reflexionar al lector, me hizo pensar en cómo se pueden malinterpretar las cosas y cómo esto te puede cambiar totalmente la vida. Y por último, ‘Vena cava’, último relato y el que más me impactó, sin ninguna duda. Un soldado vuelve a casa de una forma completamente diferente, con injertos, implantes y diversos trastornos. El lector se va oliendo lo que se avecina, lo que va a ocurrir, pero no quiere que ocurra de verdad.

“La forma que tiene todo esto, las cosas tal como las vemos, donde vivimos, no fueron siempre así, ¿sabes? Cómo eran exactamente, nadie lo sabe. Nadie tiene recuerdos que se remonten hasta tan lejos.”

Si me conocéis un poco, si me leéis desde hace tiempo, sabréis que odio los finales abiertos. Pues bien, no hay ni un solo relato que quede cerrado. En ciertos relatos me molestó pero en la mayoría me lo tomé como que la autora lo deja en manos del lector. El lector es partícipe ya que la autora no los cierra y es donde la mente del lector empieza a trabajar, empieza a sacar conclusiones. ¿Ha ocurrido realmente lo que me imagino?, ¿estoy sacando una correcta conclusión de lo que la autora deja entrever?, ¿la autora pensaría en el mismo final que estoy pensando yo?. Anteriormente os dije que dejaba un respiro, un tiempo, entre relato y relato. Pues bien, no era solo por como me dejaba esa lectura sino porque tenía que dedicarle un poco de tiempo a buscar respuestas dentro de mi interior. ¿Cómo terminaría yo esta historia tan destructiva?, ¿cómo haría para terminar esta historia que ha quedado totalmente abierta?

17796169_410781512633299_5634586166598055578_nJoyce Carol Oates me conquistó totalmente con sus palabras, con sus historias, con su manera de centrarse en los detalles. Es mi primer acercamiento a la autora y tengo claro que todo lo que lea de ella va a estar bien escrito, con cuidado, con precisión, con mimo. La autora, relato tras relato, crea una atmósfera de tensión, una tensión que traspasa el papel. Me he enamorado del estilo de la autora, palabra tras palabra, página tras página. Solamente puedo añadir que la autora lo ha conseguido, le he dado mi corazón, sin ninguna duda. Podría centrarme en más detalles, en hablaros de todos los relatos, pero considero que no es necesario. Coged el libro, disfrutadlo y contadme si os ha robado el corazón como a mi.


→ ¿Habéis leído ‘Dame tu corazón’? Si no lo habéis hecho ya, ¿a qué estáis esperando? Me gustaría, que en comentarios, me recomendarais libros de la autora, porque ahora que la he descubierto quiero seguir ahondando en su obra. 


📖  Traducción: Patricia Antón | 337 pag. | Gatopardo Ediciones | 2010 – 2017 | 4/5

♥ Muchas gracias a Gatopardo Ediciones por el envío del ejemplar.

Los huesos de Louella Brown y otros relatos | Ann Petry

Hoy quiero compartir con vosotros, mis lectores, uno de mis últimos descubrimientos, la autora Ann Petry. Esta autora era para mi una total desconocida, pero a partir de ahora figurará entre mis mejores descubrimientos de este año. Ann Petry obtuvo muchísimo éxito con su primera novela, The Street, con ella se convirtió en la primera escritora afroamericana en vender más de un millón de ejemplares de un título. 16807066_389352914776159_6430173737539146252_nEn España era una autora inédita, pero gracias a Palabrero Press podemos disfrutar de cinco de sus relatos, en este ejemplar del que os quiero hablar hoy.

Los huesos de Louella Brown y otros relatos está compuesto por cinco relatos con un tema en común, el racismo. A lo largo de los cinco relatos nos encontramos con diferentes situaciones muy corrientes que se convierten en algo trágico debido al racismo. Los relatos son Los huesos de Louella Brown/The bones of Louella Brown (1947), ¿Alguien ha visto a la señorita Dora Dean?/Has anybody seen miss Dora Dean? (1958), El testigo/The witness (1971), Como una mortaja/Like a winding sheet (1945) y Trabajadores denigrantes/The migraine workers (1967).

“Una tarde del invierno pasado, cuando sonó el teléfono en mi casa de Wheeling, en Nueva York, decidí no contestar. Nevaba, estaba leyendo un libro que llevaba semanas deseando empezar y no quería que me molestaran.”

Los huesos de Louella Brown es el primer relato y también da título al libro. En este primer relato, la autora se centra en un suceso inusual y le aporta un toque cómico. El lector es testigo de una exhumación del cadáver de una mujer blanca muy importante, pero la exhumación no sale bien. En el proceso, los huesos se mezclan con los huesos de una criada negra y aunque parezca sorprendente, es imposible diferenciarlos. Me ha parecido brillante la manera que tiene la autora de reivindicar la igualdad. Crea dos personajes que son idénticas, (mismos huesos, misma altura, mismo color de cabello), a pesar de la diferencia de color. A continuación nos encontramos con el siguiente relato, ¿Alguien ha visto a la señorita Dora Dean? que me conquistó totalmente con su comienzo (la cita que destaco en el párrafo anterior). Una anciana está en sus últimos momentos y solicita la visita de una mujer a la que conoce desde hace muchísimos años. Esta mujer, nuestra narradora, empieza a recordar el pasado, a recordar como la conocía y también recuerda un suceso muy trágico que ocurrió en esa familia. A veces, las personas, buscamos respuestas ante un suceso ocurrido en el pasado, y esas respuestas son imposibles de encontrar. ¿Cómo saber lo que ha ocurrido realmente? ¿Cómo saber que versión es real y cuál no lo es?

“No está bien hablar así de los muertos y darle vueltas y más vueltas a por qué han hecho algo… Es como si los estuvieras incitando a que regresen. Al fin y al cabo, ¿cómo vas a saber la verdad sin que vuelvan? Es mejor dejarlos tranquilos.”

El tercer relato, El testigo, me puso los pelos de punta y me dejó con mal cuerpo. Un grupo de jóvenes blancos malcriados, se creen que pueden hacer de todo por pertenecer a una buena familia. Deciden cometer un crimen y para ello se llevan de testigo a uno de sus profesores, un hombre negro. Este hombre está indefenso, no puede hacer nada y sentimos junto a él la impotencia que le corroe. Vamos prediciendo lo que va a ocurrir y estamos deseando equivocarnos, no queremos que eso ocurra realmente. Estamos ante un relato que va más allá, es una crítica directa a la sociedad y a cómo se educan a ciertos sectores. ¿Por qué se suele tachar y culpar antes a una persona de color? Este relato deja al lector totalmente traspuesto, te deja con esa resaca lectora que te impide leer algo más. No te lo puedes sacar de la cabeza, no puedes parar de darle vueltas. Continuamos con el cuarto relato, Como una mortaja, un relato que deja claro que los extremismos no son buenos. Un hombre, obrero, se cansa de que lo discriminen por su color de piel y decide que no lo va a permitir más. Se obsesiona de tal manera que empieza a ver discriminación donde no la hay y eso hace que termine estallando. ¿Se estalla contra quien menos lo merece? ¿Te machacan tanto que te acabas volviendo loco con el tema?. Y por último, nos encontramos con Trabajadores denigrantes. En este relato se narra un suceso muy real. Un camión, que transporta de una forma muy cruel a inmigrantes, tiene que hacer una parada inesperada. En esa parada se encuentran con dos testigos, ¿actuarán ante la injusticia que están viendo? ¿Actuamos correctamente ante las injusticias o no nos involucramos porque pensamos que no tiene nada que ver con nosotros?

Todos estos relatos han sido escritos entre los años 40 y los 70, y es increíble lo actuales que pueden ser. Reflejan injusticias debido a la diferencia de color y eso sigue ocurriendo hoy en día. Ann Petry no se anda con rodeos, nos narra de una forma muy directa, y cruda, lo que nos quiere contar. No quiere meterse en juicios, sino que pretende concienciar al lector. Terminas de leer este libro y te das cuenta de que el mundo que te rodea es aún peor de lo que te imaginabas. Como ya he dicho al principio, Ann Petry ha sido un gran descubrimiento y no puedo terminar sin destacar dos de sus facetas, unas descripciones que me han parecido exquisitas y su tono irónico. Es una pena que no tengamos disponibles más obras de la autora en castellano, pero espero que esto cambie. Muchas gracias a Palabrero Press por traer de forma inédita a esta autora y por darme la oportunidad de descubrirla.

Y antes de que se me olvide, no puedo terminar sin destacar el buen prólogo de Dámaso López García. Aunque recomiendo leerlo después de leer los relatos, yo siempre lo hago así por si acaso. Y también quería nombrar a la ilustradora de la portada, me encanta la ilustración, que es María Polán Morato.


→ ¿Conocéis a esta autora? ¿Os han entrado ganas de descubrirla? Por último, como veis últimamente les he pillado el gusto a los libros de relatos, me gustaría que en comentarios me dejarais recomendaciones.

📖  Traducción: Teresa Lanero | 131 pag. | Palabrero Press | 2016 | 4/5

♥ Muchas gracias a Palabrero Press por el envío del ejemplar.

Diarios de supervivencia | Jack London

Jack London fue un autor muy reconocido con una obra muy popular, entre la que destacan clásicos como ‘La llamada de la selva’ o ‘Colmillo blanco’, novela que tengo pendiente en diarios-1mi estantería y que me gustaría leer a lo largo de este año. Pero yo hasta el año pasado no había leído nada del autor, y lo descubrí de la mano del libro del que os voy a hablar hoy, ‘Diarios de supervivencia’. Este libro, con una magnífica edición de la mano de la editorial Astrorey, contiene cuatro cuentos clásicos del autor acompañados de las ilustraciones de Jorge González.

Jack London en 1897 viajó a Alaska, atraído por la fiebre del oro de Klondike, y esa aventura fue su inspiración para los cuatro cuentos que contiene este libro. Estos cuatro cuentos, para muchas personas de los mejores relatos del autor, son: Encender una hoguera / To build a fire (1908), Amor a la vida / Love of life (1907), Bâtard (1902) y Ley de vida / The law of life (1901).

Nos encontramos ante cuatro cuentos que tienen algo en común, el tema central, la supervivencia. A lo largo de las cuatro historias nos encontramos diferentes tipos de supervivientes y diferentes situaciones ante las que hay que sobrevivir.

diario-2

En Encender una hoguera, el primer cuento, somos testigos de la aventura de un hombre junto a su perro. El hombre hace caso omiso a los consejos y recomendaciones que le han hecho la gente del pueblo y decide proseguir con la ruta que pretendía hacer. Se encuentran en medio de una ola de frío y la situación es cada vez más complicada. La situación llega a un punto en el que el hombre se da cuenta de que la gente del pueblo tenía razón. Es cuando comienza su lucha por la supervivencia, ¿lo conseguirá o será ya demasiado tarde? En Amor a la vida, el segundo cuento, somos testigos de una aventura muy similar, en este caso es la historia de dos amigos que están en la montaña. Uno de ellos resulta herido y vemos como es abandonado por su compañero. El hombre abandonado comenzará su lucha por sobrevivir a pesar de que no está en buenas condiciones.

Tengo que decir que estos dos primeros cuentos me han transmitido las mismas sensaciones. El autor consigue transportarte a las montañas nevadas, consiga que sientas el frío que sienten los protagonistas y consigue que sientas terror. También nos trasmite a la perfección la soledad que sienten los dos protagonistas, y la lucha interna por la que pasan. Estás a punto de morir congelado, ¿tiras la toalla o sacas fuerzas de donde no las hay para intentar sobrevivir? Del primer cuento también quiero destacar una enseñanza que nos deja, y es que es sorprendente lo fiel que puede llegar a ser un perro con su amo. En cuanto al segundo cuento, en ciertos momentos parecía que estaba viendo de nuevo la película The revenant. Me lo recordó en muchos puntos: un hombre herido abandonado por su compañero y otros sucesos que van ocurriendo y no quiero desvelar.

Qué vida esta. Banal y fugaz. Sólo duele la vida. No hay dolor en la muerte. Morir es como dormir. Significa ‘cese”, ‘descanso’.

El tercer cuento, Bâtard, lleva el nombre del protagonista, un perro al que todo el mundo conoce porque tiene fama de que es un monstruo. Su dueño, Black, piensa que puede convertirlo en otro tipo de perro y para ello no duda en torturarlo a su antojo. Y en el cuarto y último cuento, Ley de vida, el autor se centra en una leyenda de los poblados indios. Resulta que cuando los indios cambian de campamento abandonan a los más ancianos que no pueden trasladarse por su propio pie. En este cuento, el lector conocerá la historia de uno de esos ancianos abandonados.

Sin duda, el tercer cuento es el que más me hizo reflexionar, incluso me dejó un poco de resaca lectora. Bâtard se trata de un perro al que todo el mundo teme y tiene un dueño que es bastante cruel. En este cuento, el lector llega a cuestionarse quien es realmente el que lucha por sobrevivir y te hace plantearte muchas cuestiones. Si el dueño es tan cruel ¿por qué el perro no huye cuando tiene posibilidad de hacerlo? Y si el perro es tan malo ¿por qué no se toman medidas para cambiar esta situación? En cuanto al último cuento, es el que más me ha removido por dentro, el que te deja destrozada y te hace pensar que es imposible que esa leyenda sea real. Se sacan distintas enseñanzas de este cuento y te hace sentir pena y llegas a odiar esa costumbre de la que se habla. Te pones a pensar en cuantos ancianos han sido abandonados a lo largo de los años en sus poblados. ¿Por ser anciano ya eres un estorbo para tu poblado?, ¿hay tan poca memoria?, ¿no piensas en todo lo que esa persona hizo por ti a lo largo de su vida?

Todo lo que debía hacer un hombre para estar bien era no perder la cabeza. Cualquiera que fuera un hombre de verdad podía viajar solo.

Son cuatro cuentos muy realistas, con personajes con los que conectas muy fácilmente y te pones en su piel sin ningún problema. Sientes junto a ellos el frío, el miedo, la soledad, la tristeza de ver llegar el fin de tu vida. Y todo esto es gracias a la forma de escribir del autor, con unas descripciones que traspasan el papel, que transportan al lector. También quiero destacar el trabajo de Jorge González, que con sus ilustraciones hace que se disfruten aún más estos cuatro cuentos. Las ilustraciones captan y plasman perfectamente lo que el autor deseaba transmitir con cada uno de sus relatos, sin ninguna duda.

→ Después de lo mucho que disfruté de estos cuentos, estoy deseando seguir adentrándome en la extensa obra de este autor. Como ya he dicho al principio, lo próximo que lea suyo será ‘Colmillo blanco’, pero me encantaría que me hicierais más recomendaciones.
📖  Traducción: Zulema Couso, Miguel Marqués y Jordi Rosique | Ilustraciones: Jorge González | 98 pag. | Astrorey | 2016 | 4’5/5
♥ Muchas gracias a Astrorey por el envío del ejemplar.

El año de Gracia y La habitación de Nona | Cristina Fdez Cubas

Uno de mis mejores descubrimientos del año pasado fue Cristina Fernández Cubas, como ya os conté en esta entrada. Acudí a la charla que dio en el festival Celsius sin dsc01626saber nada sobre ella, y salí de aquella sala con muchísimas ganas de descubrir su obra. En esa charla, las palabras de la autora despertaron mucha curiosidad, me llamó la atención tanto con una vieja que no era como aparentaba y con unas ovejas carnívoras. No sabía muy bien porque libro suyo decidirme y al final la balanza se inclinó hacía esas ovejas carnívoras y me compré ‘El año de Gracia’. Fue el primer libro que leí de ella y sabía que no podía tardar en descubrir a esa vieja que no era lo que aparentaba, y fue cuando me puse con ‘La habitación de Nona’. Yo ya estoy conquistada por esta autora, aunque este año pretendo ahondar más en su obra, y hoy pretendo que os conquiste también a vosotros.

En ‘El año de Gracia’ conocemos a Daniel, nuestro protagonista, que está pasando por una época un poco confusa. Debido a esto, su hermana decide concederle un año de descanso, un año sabático. La hermana, Gracia, pretende que en este año se busque a si mismo y que se centre. Daniel piensa que va ser una diversión este año pero resulta que, por causas de la vida, acaba naufragando en una isla desierta y muy siniestra.

“Los primeros rayos de sol asomando por las rendijas de la ventana, mis queridos libros en perfecto orden encima del escritorio, olor a café y a pan tostado…”

Estás leyendo este relato y te das cuenta de que estás ante una autora que merece muchísimo la pena. Y es que la forma de escribir de Cristina Fernández Cubas, te va calando, te va conquistando a medida que avanzas. Sus palabras y sus descripciones consiguen traspasar las páginas. La autora consigue que el lector se ponga en la piel del protagonista, sentimos lo mismo que siente él. Al principio sentimos junto a él la emoción de tener un año pagado pero, a medida que a él le van cambiando los sentimientos, nuestros sentimientos también van cambiando. También consigue trasladarnos a los escenarios donde se desarrolla la historia. Nos traslada a los momentos del naufragio, nos traslada a su ‘nuevo hogar’, la isla. Sin duda, me encantó la idea de esa isla desierta, me la imaginaba totalmente verde, naturaleza pura. Creo que queda claro, que lo que más disfruté de este relato fue de la forma de escribir de la autora. Y es que tiene una gran capacidad para transformar una historia normal en una historia oscura e inquietante (cosa que también consigue en el otro libro que leí suyo). Poco a poco va creando una atmósfera muy inquietante, que pone los pelos de punta al lector.

También me gustaría destacar como trata el tema de la soledad y los efectos secundarios que genera. Te encuentras en una isla tú solo, no sabes ni donde estás y te das cuenta de que no hay nadie más. ¿Cómo actúa tu mente ante esto? ¿Qué es lo primero que pasa por tu cabeza? ¿Cómo vas a salir de este problema en el que estás enfrascado? Miedo, comeduras de cabeza, locura, alucinaciones… Todo esto está reflejado perfectamente en esta historia. Pero, sinceramente, no todo ha sido bueno en esta lectura, y es que este primer contacto con la autora no me convenció del todo. Disfruté de su forma de escribir, de la atmósfera que crea, de como trata el tema de la soledad, pero eché de menos un poco más de acción, un poco más de ritmo.

Después de este sabor de boca agridulce, me animé a leer su recopilatorio de cuentos ‘La habitación de Nona’. Soy una persona que no pillaba el gusta a leer relatos pero poco a poco les he cogido el gusto y cada vez los disfruto más. En este recopilatorio nos encontramos con seis cuentos muy diferentes entre si pero que dejan las mismas sensaciones. Y es que me ocurrió como con ‘El año de Gracia’, me encandiló la forma de escribir de la autora y su capacidad de transformar algo muy cotidiano en algo terriblemente inquietante.

“No hay nada peor que decir la verdad y que no te crean. O te tomen a broma. O no quieran escucharte, como me acababa de ocurrir a mí.”

El primer cuento que nos encontramos es ‘La habitación de Nona’, que es el que da nombre al libro. En este cuento se nos narra una complicada relación entre dos hermanas, pero resulta que estamos ante algo bastante más complejo. La autora juega con nosotros hasta el final y el final del cuento hace que lo queramos volver a leer desde el principio. Continuamos con ‘Hablar con viejas’, cuento que nos inquieta y que nos puede hasta causar una pequeña paranoia. Y es que en este cuento se refleja perfectamente que las apariencias engañan totalmente. ¿En quién confiar y en quién no? ¿Realmente la gente buena es tan buena y la mala tan mala?. ‘Interno con figura’ es el cuento que más he disfrutado, sin ninguna duda. Se desarrolla a partir de una visita a una exposición, donde se encuentra el cuadro que pone imagen al libro y que da título a este cuento de Adriano Cecioni. Esa visita a la exposición cambia la vida de la protagonista y es testigo de algo terrible, no digo nada más. El cuento que más he disfrutado, el que más me ha impactado.

Continuamos con ‘El final de Barbro’ donde el lector es testigo de como la llegada de un nuevo miembro a una familia lo trastoca absolutamente todo. Además, ese nuevo miembro nos inquieta desde un principio, sabemos que esconde algo. En ‘La nueva vida’ la autora nos abre su corazón. Es el cuento más personal, el que más sentimientos contiene y encima tiene toques autobiográficos. ¿Cómo afecta a cada persona el paso del tiempo?. Y por último, nos encontramos con ‘Días entre los Wasi-wano’ que, sinceramente, es el que menos he disfrutado, el que menos me ha convencido. Es un cuento que contiene otro dentro y no me conquistó mucho, la verdad.

Como siempre, hay cuentos que gustan más que otros, pero sinceramente nos encontramos ante una selección que merece mucho la pena. Espero que os animéis, si aún no lo habéis hecho, a leer a Cristina Fernández Cubas y que disfrutéis de ella tanto como yo.


📖  El año de Gracia | 162 pag. | TusQuets Editores | 1985 – 2006 | 3’5/5                        

📖  La habitación de Nona | 208 pag. | TusQuets Editores | 2015 | 4/5

📎 Más reseñas de este libro, El año de Gracia: A través de otro espejo, Fábulas estelares y Miradas enlatadas

Lecturas de los rehenes | Yoko Ogawa

IMG_20170509_110626_245Un grupo terrorista toma como rehenes a unos turistas japoneses en un país extranjero. Las negociaciones se vuelven complicadas y todo el mundo parece olvidar a los turistas secuestrados. Pasan los años y salen a la luz unas grabaciones de unas escuchas realizadas en la cabaña donde los terroristas habían recluido a sus víctimas. En estas grabaciones están recogidas las historias de cada uno de los rehenes, historias que escribieron y luego leyeron en voz alta a los demás.

Mi primer acercamiento a Yoko Ogawa con su novela ‘La residencia de estudiantes’ no fue muy satisfactorio. Llegó el momento de darle otra oportunidad a la autora y el elegido, ‘Lecturas de los rehenes’, fue todo un acierto. Abrí este libro sabiendo que iba a ser una lectura especial, no solamente por su título, sino por lo primero que nos encontramos, la introducción. Ya solamente leyendo la introducción sabes que será una lectura muy interesante. En esta introducción se nos explica el porqué de los siguientes relatos. Unos turistas japoneses que llevan tiempo secuestrados deciden escribir y leer en voz alta alguna experiencia o curiosidad de su vida.

“Ocurre a veces que uno se equivoca de pareja, y también hay almas puras cuyo amor supera fronteras.”

Tras esta introducción nos encontramos ocho relatos en los que el grupo de turistas nos describen algunos de los momentos que han marcado sus vidas, que los han convertido en quienes son. Es increíble comprobar la importancia que tienen los pequeños detalles. Comprobar como pequeños hechos del pasado te han influenciado y convertido en la persona que eres ahora. Son pequeños hechos que perduran en tu memoria y que marcan las vidas de los protagonistas. En estos relatos nos encontramos anécdotas que pueden parecer que no tienen importancia, pero esas anécdotas cambiaron la forma de ser y de ver el mundo de nuestros protagonistas. Como curiosidad decir que me ha gustado mucho como está estructurado el libro. Una introducción, los relatos, y al final de cada relato nos encontramos una pequeña descripción del narrador. En esa pequeña descripción se nos explica a que se dedica, su edad y el motivo del viaje en el que fue secuestrado.

Como siempre me pasa en las recopilaciones de relatos, hay unos que me gustan más que otros, pero he decidido hablaros un poco de lo que me ha transmitido cada uno de ellos. En un principio tenía en mente hace un pequeño resumen de cada uno, pero creo que es mejor saber lo mínimo de ellos. El primer relato, ‘El bastón’, es en el relato que más se nota la repercusión que tiene en una persona un pequeño suceso de su pasado. Algo que has hecho en tu infancia, aunque sea un pequeño detalle, influye mucho en tu futuro. Continuamos con ‘Las galletas Eco’ del que podemos aprender que cada persona es como es por algo y que las apariencias, casi siempre, engañan. El siguiente relato, ‘La sala B de reuniones’ es un relato que sinceramente, a día de hoy, es un relato que apenas recuerdo, es un relato que pasó por mi sin dejar huella. Y tengo que decir que ha sido con el único que me ha ocurrido. ‘El lirón que hibernaba’ en cambio es el relato que más me marcó, el que más disfruté. Los protagonistas son de los que se ganan un hueco en tu corazón. Terminé de leer todos los relatos y seguía pensando en los protagonistas de este.

“Todos se iban alejando de mí, tan irremediablemente como el agua que se escapa entre las manos, y no me quedaba más que despedirme de ellos en silencio. Si bajaba la mirada hacia la palma de mis manos, veía los huecos por donde se deslizaba todo, dejándomelas vacías.” 

Con ‘La virtuosa del consomé’ me ocurrió algo muy curioso, en todo momento me sentí incómoda, muy inquieta, como si invadieran mi espacio. Es un relato que me puso muy nerviosa y que en todo momento sospeché que ocurriría algo muy malo. ‘El joven lanzador de jabalina’ es el mejor ejemplo del dicho la curiosidad mató al gato. Ves a una persona con algo ‘fuera de lo normal’ y te puede la curiosidad, necesitas saber que es eso y ese simple suceso cambia tu vida monótona. Luego nos encontramos ‘La abuela difunta’, un relato que me ha parecido muy curioso porque narra una curiosidad que a mi me ha ocurrido varias veces. No me ha ocurrido de la misma forma pero algo similar. Ves a una persona, que no conoces de nada, e inmediatamente te recuerda a otra persona, ya sea por su físico, por sus gestos, por su forma de hablar. Pero en este relato eso está llevado a otro extremo (no os cuento más). El último relato, ‘El ramo de flores’, nos muestra como un simple detalle, en este caso un ramo de flores, puede hacer que asocies ese momento a algo que ya te ha sucedido en el pasado.

 Estos son los ocho relatos de los ocho rehenes, me ha parecido increíble como la autora consigue que conozcas a cada uno de los protagonistas. A través de un suceso de su vida puedes conseguir conocer, comprender y empatizar con cada protagonista. Por último nos encontramos el relato de una de las personas que vigilaban la cabaña donde estaban los rehenes. Un relato en el que nos narra como le llamó la atención, cuando era niño, ver a alguien extranjero por primera vez. En ‘Las hormigas cortadoras de hojas’ nos narra su encuentro con tres japoneses.

Ha sido una lectura que he disfrutado mucho y que sin duda me ha dejado con ganas de leer algo más de la autora. Espero poder hacerlo pronto y acertar con la elección del siguiente libro.


📖  Título original: Hitojichi no Rôdokukai | Traducción: Juan Francisco González Sánchez | 252 pag. | Editorial Funambulista | 2011 – 2016 | 4/5

♥ Muchas gracias a la editorial Funambulista por el envío del ejemplar.

En el bosque, bajo los cerezos en flor | Ango Sakaguchi

En el bosque, bajo los cerezos en flor

Es el primer libro de Satori que leo y sé que no será el único. Atrae por sus bonitas y cuidadas ediciones pero su contenido no se queda atrás. Me he iniciado con esta editorial con la recopilación de tres relatos largos. El primero es el que da nombre al libro, ‘En el bosque, bajo los cerezos en flor’, a continuación nos encontramos con ‘La princesa Yonaga y Mimio’ y por último, ‘El gran Consejero Murasaki’.

“Cuando florecen los cerezos, la gente se siente alegre y feliz. Bajo los árboles cuajados de flores beben sake o comen dulces de arroz mientras exclaman: ¡Qué vista tan hermosa! ¡Qué espléndida es la primavera!. Pero todo es una gran farsa.”

Así comienza el primer cuento, En el bosque, bajo los cerezos en flor, que es el que más me ha gustado. En él nos encontramos a un hombre que no es muy legal. Se dedica a saquear a la gente que pasa por la montaña. Después de saquear y acabar con la vida de un hombre, se da cuenta de que lo acompaña una bella mujer. En ese momento decide agenciarse y tomarla como esposa, una esposa más para su gran colección. Pero lo que no sabe es que esa mujer le traerá problemas, tendrá que cumplir con las excéntricas peticiones que le haga.

En el segundo cuento, La princesa Yonaga y Mimio, nos encontramos con una princesa consentida por su padre. Va a ser su cumpleaños y su padre reúne a los mejores artistas para que le tallen un buda. Es cuando aparece Mimio, un artista que es humillado continuamente por la princesa y por eso decide vengarse con su talla de buda.

Y por último, en el tercer cuento, El gran Consejero Murasaki tenemos a un protagonista que se encuentra con una flauta muy bonita. Esa flauta pertenece a la princesa de la luna, y por eso se le aparece una de sus doncellas para recuperarla. Pero no será tan fácil como piensa.

“La vergüenza de un instante se olvida con los años.”

Describiría esta recopilación de cuentos como una recopilación que va de más a menos. Empieza con el mejor relato, por lo menos para mi, continúa con uno que es bueno pero no tanto como el primero y termina con uno que me ha resultado más flojo que los dos anteriores. Si yo fuera la encargada de colocarlos lo haría de forma inversa, me gustaría leerlos de menos a más. Pero eso ya es algo personal.

No había leído nada de Ango Sakaguchi hasta el momento, y he terminado el libro con la sensación de haberlo conocido bien. Los tres cuentos tienen algo en común: como se trata la figura de la mujer y la importancia de la naturaleza.

La mujer es la mala, la dominante, la que influye de mala manera en la figura del hombre. Nos encontramos con mujeres sádicas, excéntricas, que les da igual lo que haya que hacer por conseguir lo que quieren. Y los hombres son la figura débil, los que tienen que ceder ante las peticiones de las mujeres, las víctimas de esas mujeres tan crueles. Esto es un reflejo de la sociedad en la que se ha criado el autor, una sociedad cerrada y machista.

Por otro lado, en todos los relatos tiene gran importancia la naturaleza. Me ha recordado a Yasunary Kawabata en eso, la naturaleza no es el escenario, es un personaje más. Vemos como influye la naturaleza en los diferentes personajes. Como influye la montaña, como influye la ciudad, como influyen los cerezos en flor.

“Tengo envidia del sol porque todos los días ve morir a la gente en todos los campos, pueblos y ciudades de Japón.”

Por último quiero destacar la atmósfera que crea el autor en los diferentes cuentos. Es una atmósfera inquietante, opresiva. A destacar la del primer cuento, no volveré a ver los cerezos en flor de la misma forma. Es increíble como utiliza algo tan bonito como los cerezos en flor y los convierte en algo tan tétrico.

Sin duda tengo algo claro, la lectura de estos relatos no te dejará indiferente. Y por último quiero destacar el maravilloso epílogo de Jesús Palacio. Me parece muy acertado que lo hayan puesto al final porque analiza al autor y también los tres cuentos que hemos leído anteriormente.


📖 Título original: Sakura no mori no mankai no shita | 152 pag. | Satori Ediciones | 2013 | 4/5