– Literatura española en mi estantería –

Tengo muy abandonada la literatura nacional, por eso uno de mis propósitos para este año es leer más autores españoles. Me gusta mucho preparar las entradas para la sección Literatura oriental en mi estantería, así que me he animado y he decidido hacerlo también con los autores españoles que tengo en mi estantería. Lo primero que me sorprendió, al ir apuntando los nombres, es que tengo bastantes autores españoles en mi estantería pero a la mayoría aún no los he leído. Así que, con estas entradas, espero ir animándome e ir leyéndolos. Como en la sección de literatura oriental, en cada entrada os hablaré de tres autores y de los libros que tengo de ellos.

Lit. Española 1

Rosa Montero de niña tuvo tuberculosis y eso hizo que se pasara unos años sin poder salir de casa, esos años los dedicó tanto a leer como a escribir. Por lo que su afición por la literatura viene de muy pronto. Es una autora muy conocida, tanto por sus obras como por su labor de periodista. Como periodista se la conoce sobretodo por su importante papel en el periódico El País. Ganó el Premio Mundo de entrevistas, El Premio Nacional de Periodismo y el Primer Premio Literario y Periodístico Gabriel García Márquez, por su trabajo en El País. También ha escrito los guiones de Media Naranja, serie que se emitió a finales de los ochenta en Televisión Española. En cuanto a sus obras, ganó el I Premio Primavera de Novela, con su novela ‘La hija del Caníbal’. Ahora me voy a centrar en lo que tengo en mi estantería, dos novelas que aún tengo sin leer pero que espero no tardar en hacerlo. Por un lado tengo ‘Historia del rey transparente’, novela que mi entorno no me para de recomendar. Es una novela ambientada en el siglo XII y en ella conocemos la historia de Leola, una campesina adolescente que decide utilizar el traje de un guerrero muerto para protegerse, para parecer más viril. Es una novela que pretendo leer a lo largo de este año y que espero disfrutarla tanto como las personas que no me la paran de recomendar. Por otro lado tengo ‘El peso del corazón’, novela con la que me hice en su última visita a la Semana Negra de Gijón. Cuando asistí a la presentación, la autora me encandiló totalmente con lo que contaba de esta novela. Es una obra que mezcla thriller, aventuras, fantasía y ciencia ficción, ¿no os llama muchísimo la atención?. Resulta, que esta obra, es la segunda novela que se centra en la protagonista Bruna Husky, por lo que me gustaría leerlos en orden. Por lo que tengo que hacerme con ‘Lágrimas en la lluvia’ y leerlo antes. Lo que si queda claro es que de este año no puede pasar, es una autora que tengo muchas ganas de descubrir y espero que sea un gran descubrimiento.

Elia Barceló es una autora a la que si he leído y he disfrutado mucho de esas lecturas. Elia compagina su trabajo como escritora con su trabajo como profesora, profesora de literatura hispánica, estilística y literatura creativa en Innsbruck (Austria). Ha publicado novelas, ensayos y relatos, y también colaboró con artículos de opinión en El País de las Tentaciones. Entre otros premios, ha recibido el Premio Ignotus de relato fantástico de la Asociación española de Fantasía y Ciencia Ficción y el Premio Internacional de novela corta de ciencia ficción de la Universidad Politécnica de Catalunya. En mi estantería solamente tengo una de sus obras, pero no ha sido lo único que he leído de la autora. A esta autora la descubrí en una de mis visitas a la biblioteca, en el año 2013. Vi el lomo de ‘Hijos del clan rojo’ y me llamó muchísimo la atención, me lo tuve que coger. Es la primera novela de la trilogía Anima Mundi, y el segundo libro, ‘Hijos de Atlantis’, es el libro que tengo en mi estantería. He disfrutado mucho de las dos primeras novelas de esta trilogía, me parece que son unas obras muy complejas, interesante y originales. Tengo pendiente leer el tercer libro, ‘Hijos de las estrellas’, y cuando lo haga me gustaría dedicarle una entrada a esta trilogía. Considero que es una trilogía poco reconocida para lo buena que es, espero no tardar en leerme el último libro. Por otro lado, aunque no lo tenga en mi estantería, el año pasado he leído ‘El mundo de Yarek’, novela que me entusiasmó y de la que ya os hablé en esta entrada. A lo largo de este año me gustaría ir leyendo más obras de la autora, como por ejemplo ‘Disfraces terribles’ o ‘El vuelo del Hipogrifo’.

Y por último, en esta entrada, os quiero hablar de Ismael Martínez Biurrun. Si me seguís desde hace tiempo, sabréis que es una autor que me gusta muchísimo, aunque solamente haya leído dos de sus novelas lo tengo como un autor de cabecera. Está licenciado en Periodismo y también ha trabajado como guionista. En cuanto a sus obras, ha ganado diferentes premios como el Premio Celsius de la Semana Negra de Gijón, por partida doble, y el Premio Nocte de la Asociación Española de Escritores de Terror. Ha escrito novelas y también ha participado en diferentes antologías de relatos. Tengo dos de sus novelas en mi estantería, pero antes de centrarme en ellas quiero hablar de la novela con la que lo descubrí. En una de mis visitas a la biblioteca, allá por el año 2014, me topé con una novela que me atrajo, tanto por su portada como por el principio de sus sinopsis, ‘El escondite de Grisha’. Como podréis notar, mis visitas a la biblioteca son muy productivas. Me gustaría rescatar, pronto, mi opinión sobre esta novela, porque no la tengo en este blog y me gustaría tenerla. En cuanto a las obras que tengo en mi estantería, como ya os he dicho son dos. Por un lado tengo ‘Mujer abrazada a un cuervo’, que es la otra novela que leí del autor, una novela que me apasionó totalmente. Su protagonista, su historia, su ambientación y su narración me enamoraron totalmente. Os hablé de esta novela tanto en esta entrada en el blog como en este vídeo en el canal. Y por otro lado tengo ‘Rojo alma, negro sombra’, que será la próxima novela que lea del autor. Es una novela de terror por lo que será totalmente diferente a lo que he leído anteriormente suyo. Como noticia, contaros que pronto verá la luz una nueva obra del autor, ‘Invasiones’, estoy deseando saber más sobre esta publicación. Y por último, como extra, os quiero dejar este vídeo, que publiqué en mi canal, sobre el autor y sus obras.

⇒ ¿Habéis leído a alguno de los tres autores? ¿Os gusta esta nueva sección? Contadme también cuáles son vuestros autores españoles de cabecera.

– Los años de espera | Fumiko Enchi –

los-an%cc%83os-de-espera
Traducción: Keiko Takahashi y Jordi Fibla | 273 pag. | Alianza Editorial | 1957 – 2011

Fumiko Enchi fue uno de mis mejores descubrimientos del año pasado, como ya os conté en esta entrada. El año pasado, junto a Magrat, leí ‘Máscaras femeninas’, libro del que ya os hablé en esta entrada. La autora me conquistó por completo y sabía que tenía que leer algo más suyo cuanto antes. Por desgracia, en castellano solamente tenemos disponibles dos de sus obras, la que ya había leído el año pasado y la que he leído ahora. Llegó el momento de leer ‘Los años de espera’, y además lo leí en muy buena compañía, con Magrat y Carol. Sinceramente, me da muchísima pena que no haya más novelas de la autora en castellano, considero que crea unas historias maravillosas y que tendría que ser una autora más conocida.


Japón, mediados del siglo XIX, nos encontramos con el país en plena reforma modernizadora de la era Meji. Estas reformas no son muy bien recibidas y la sociedad no se desprende de las viejas tradiciones, sobre todo las que afectan a la figura de la mujer. Con esta situación de fondo, conocemos la historia de Tomo, mujer de un alto funcionario, y de las demás mujeres que empiezan a habitar en su hogar. El marido de Tomo, Shirakawa, sabe muy bien que su mujer tiene una muy buena educación y que le va a satisfacer en todo lo que le pida. Por lo que se atreve a solicitarle que haga un largo viaje en busca de una buena concubina para él.

“Por lo que su belleza, aunque a ella le pasara desapercibida, era una belleza ensombrecida, como la de las flores de cerezo en un día nublado.”

Uno de los detalles que más me gustan de Fumiko Enchi, es la importancia y el peso que les da a los personajes femeninos. La autora le da fuerza al personaje femenino, y en ciertos momentos, refleja que el hombre no podría salir adelante sin esta mujer a su lado. En este caso, sin ninguna duda, el peso de esta novela recae sobre la protagonista, Tomo. Tomo es una mujer a la que vamos conociendo poco a poco, la vamos comprendiendo, nos vamos poniendo en su piel y sufrimos por ella. Vamos notando como evoluciona a lo largo de los años y como influye en ella su educación. Es una mujer educada en una sociedad en la que la mujer tiene que respetar y satisfacer a su hombre, y eso se nota. A pesar de que la vida no la trata muy bien, ella se muerde la lengua y se comporta como la sociedad pide. Tomo es un gran pilar en la familia, se encarga de la contabilidad y de todo el papeleo del hogar, pero nadie lo aprecia, nadie le agradece absolutamente nada. Esto hace que el lector reflexione, que piense en como sería la vida de Shirakawa sin su mujer a su lado, como saldría adelante. Shirakawa sabe que Tomo es una mujer muy sacrificada y que le gusta que las cosas salgan perfectas, por eso decide poner en sus manos la elección de una concubina. No había aparecido en escena y ya tenía un gran odio hacia Shirakawa. Un personaje que me puso de los nervios, que me puso de mal humor y que odié con todas mis fuerzas. Es un hombre muy egoísta, solamente piensa en él mismo, y encima en ningún momento piensa en los sentimientos de su mujer. Además, hay que destacar su otra faceta, su otra característica, y es que es muy mujeriego y encima no se molesta en esconderlo. Hay más personajes en la historia, más mujeres con mucha importancia y más hombres con características similares a las de Shirakawa. Pero he decidido no hablar del resto de personajes, de que los descubra el lector a medida que vaya leyendo la novela.

“-Por mucho que nos impacientemos, los seres humanos no podemos disponer los acontecimientos a nuestro gusto.”

El otro punto fuerte de la novela, a parte de los personajes femeninos y su historia, es la forma de escribir de Fumiko Enchi. Enchi es una autora que trasmite muchísimo en cada frase que escribe, es increíble como plasma los sentimientos sobre el papel. Los sentimientos logran traspasar el papel y calan totalmente en el lector. Considero que sería una maravilla poder leerla en su idioma original, porque parte de su magia seguramente se pierda en la traducción. La autora va creando una atmósfera tensa, el lector se va oliendo que no todo va a ser bonito sino todo lo contrario, va a ser doloroso. En la otra novela, Máscaras femeninas, la atmósfera se iba haciendo inquietante y muy turbia, la historia tomaba un matiz bastante turbulento. En este caso considero que no se ha ido tornando en ese mismo aspecto, si no que va creando una atmósfera más dramática, más opresiva. Uno de los aspectos que ayudan mucho en la creación de esta atmósfera, son los diálogos, unos diálogos muy bien creados que van picando la curiosidad del lector. Y es que los diálogos creados por esta autora consiguen que el lector quiera continuar, quiera saber que va a ocurrir realmente y que vuelta de tuerca se va a encontrar. En las novelas de Enchi hasta el mínimo detalle tiene muchísima importancia.

Aunque solamente he leído dos novelas de la autora, considero que la conozco bastante bien, conozco ese lado retorcido que tiene. En ciertos momentos, cuando nos deja algo que no está del todo atado, te hace pensar y hacer una doble lectura. En estos casos, en esos momentos, yo me ponía en la piel de la autora y empezaba a sacar conclusiones muy retorcidas, le daba muchas vueltas y las conclusiones siempre eran muy retorcidas. Pero sinceramente, me encajan perfectamente con la historia, pueden parecer conclusiones demasiado extremas pero no me parecen nada disparatadas.

Por último, quiero hablaros del final de esta novela, un final que te encoge el corazón. Es un final triste, un final que te deja reflexionando durante bastante tiempo. Pero tras mucho reflexionar, empiezas a sacar esas conclusiones que comentaba anteriormente, y te das cuenta que la autora tenía un as en la manga. Es un final triste, si, pero yo considero que también es una lección, que en ese final hay cierto toque de venganza. Y no digo nada más, que no quiero dar detalles importantes.

→ Os animo a que también leáis la entrada que ha publicado Magrat en su blog, en ella os habla de las dos novelas de la autora. 

→ ¿Conocíais a Fumiko Enchi? ¿Habéis leído alguna de sus novelas? Os animo a que le deis una oportunidad a la autora, y que si lo hacéis me comentéis que tal la experiencia. 

– La última bruja | Mayte Navales –

Abres un libro pensando que te vas a encontrar una historia totalmente diferente a la que te encuentras. Empiezas a leer y te quedas totalmente desconcertada, no sabes si realmente estas ante la historia que te venden en la sinopsis. Cierras el libro, vuelves a leer parte de la sinopsis y lo retomas esperando encontrar lo que en ella se dice. ¿Alguna vez os ha ocurrido esto? Esto es lo que me ocurrió a mi al leer el primer capítulo del libro del que os quiero hablar hoy.

la-ultima-bruja
317 pag. | Almuzara | 2016

«Si te gusta Juego de Tronos y Neil Gaiman, te fascinará este sueño de aventura, terror y magia del que no querrás despertar.» Esto es lo que nos encontramos en la portada de esta novela, y cuando me encuentro con estos detalles, estas comparaciones, suelo rehuir, pero esta vez me dejé llevar y caí en la trampa. Fue leer el nombre de Neil Gaiman y me picó la curiosidad, pero me jugó una mala pasada, hizo que crecieran mis expectativas y por desgracia no se cumplieron. Por este motivo suelo quitar las fajas nada más comprar un libro, pero en este caso está en la portada, no lo podía quitar y cada vez que cerraba el libro me fijaba en el nombre de Neil Gaiman. Otro punto que me picó la curiosidad y que me animó a leer esta novela fue la sinopsis corta, por decirlo de alguna forma: ″Los nombres tienen poder. Todos lo sabemos. Y los nombres de las brujas siempre han sido más poderosos que los de los humanos, pues contienen su esencia y su magia.” Me apetecía leer una novela sobre brujas y me pareció una buena opción, así que di el paso, me animé a leerlo y hoy, después de dejarlo un tiempo reposar, os traigo mi opinión sobre La última bruja de Mayte Navales.

“A veces no se puede elegir. A veces ni los dioses pueden elegir.”

Irati y Greta, las dos protagonistas, dos brujas muy diferentes entre ellas y con diferentes orígenes. Irati es una bruja con mucha historia, con mucho mundo recorrido, la última que queda de una raza ya extinguida. Irati se encuentra con una niña llamada Greta, niña a la que le acaba de cambiar la vida y que está totalmente sola. Greta, nacida en la Edad Media, era una niña normal pero debido a cierto suceso, se convierte en una bruja. Una bruja que no tiene experiencia y que va a tener que ir aprendiendo de la mano de la bruja ya experimentada. Vamos conociendo a las dos brujas, vamos ahondando en su historia y vamos entendiendo la importancia de saber el verdadero nombre.

A través de capítulos intercalados vamos conociendo la historia de Irati y Greta, y también la de un niño misterioso. Tenemos por un lado los capítulos que se centran en el pasado y presente de Irati y Greta, con continuos flashbacks. Y por otro lado están los capítulos que se centran en los sueños que tiene un niño, un niño que no conocemos y del que no sabemos nada. Estos capítulos a mi me han parecido muy interesantes, nos van dando información a cuenta gotas y pican la curiosidad del lector. Estos capítulos que se centran en el niño, son capítulos muy cortos, dan poca información y dejan a uno intrigado. El lector quiere saber quien es ese niño, porque tiene esos sueños y que relación tiene con la historia de las dos brujas. Pero antes de llegar a esos capítulos, se lee el primer capítulo, primer capítulo que me dejó totalmente perpleja, como dije en su momento por twitter. Leí el primer capítulo y pensé que me había equivocado de novela, no era para nada lo que me esperaba y me pareció muy brusco. Esto hizo que avanzara en la lectura con cierto temor, no quería que toda la novela fuera como ese primer capítulo. ¿Qué es lo que me ocurrió con este primer capítulo? Parecía que estaba ante una novela erótica, demasiado explícita y que a mi me parecía que eso no aportaba absolutamente nada. Pero no solamente aparece en el primer capítulo si no que el sexo aparece a lo largo de toda la novela, para mi gusto metido a calzador y sin ningún sentido. Y sinceramente, esto es lo que hizo que no disfrutara tanto de esta lectura, me pareció innecesario tanta erótica. No quiero ir de monja ni mucho menos, pero a veces menos es más, me resultó demasiado cargado en ese aspecto.

Pero cambiemos de tono, a pesar de no ser la historia que me esperaba y de ese punto que no me gustó para nada, también hay detalles que me han hecho disfrutar de la historia. Lo más destacable sin duda es la ambientación y la documentación que tiene detrás. Hay momentos que la narración se centra en la vida de una comunidad en un circo, me ha parecido muy curioso e interesante. Pero sin duda, lo que más destaco de la ambientación es los momentos en los que se centra en leyendas, rituales y algo de mitología. A destacar el tema del nombre, porque iban cambiando de nombre, porque no querían que se conociera el verdadero nombre. No pueden dar a conocer su verdadero nombre porque tienen mucho poder sobre ellas. Por otro lado, también me pareció muy destacable la evolución que sufren las dos protagonistas a lo largo de la novela, a medida que avanza la historia, van cogiendo más fuerza. Hay más personajes, hay otras brujas, hay algunos hombres, pero solamente quiero centrarme en las dos protagonistas porque tienen el peso de la historia.

Por último quiero destacar la narración, considero que el último cuarto de novela es mejor que el resto. Tiene una narración más ágil, una narración que te da ganas de no parar de leer, algo que no me ocurrió en el resto del libro. Para mi gusto, la última parte de la novela mejora totalmente. Y no podía terminar sin decir que en ciertos momentos, la historia, me recordó a Hansel y Gretel. No sé si la intención de la autora era hacer un guiño a la historia, pero a mi me recordó a esa historia de infancia. No quiero entrar en detalles de porque me lo recordó, por posibles spoilers.

A favor: los capítulos intercalados, la evolución de las protagonistas, la ambientación, los ritos y leyendas. En contra: el primer capítulo, la narración es más ágil en el tramo final, el exceso de sexo metido a calzador.

Muchas gracias a la editorial por el envío del ejemplar.

→ ¿Habéis leído La última bruja? ¿Os ha picado la curiosidad con esta historia? 

– Literatura oriental en mi estantería (IV) | Especial Haruki Murakami –

Cuando comencé con esta sección, Literatura oriental en mi estantería, tenía claro para que lo hacía, recomendar autores orientales menos conocidos. En la primera entrada de esta sección, aseguraba que había mucho más allá que Haruki Murakami, muchos más autores y que están poco reconocidos comparados con él. Pero no podía continuar con esta sección sin hacer un alto en el camino, sin dedicarle una entrada a este autor. ¿Por qué? Pues porque con él tuve mi primer acercamiento a esta literatura, con él comenzó todo y por eso para mi es un autor especial. ¿Cómo iba a dejarlo de lado? ¿Cómo iba a ignorarlo de esta forma? Tenía claro que se merecía por lo menos una entrada especial, por lo que he decidido que esta cuarta entrada es exclusiva para el autor con el que comenzó mi amor por la literatura oriental.

Haruki Murakami

Navidades del año 2014, me regalan varios libros y entre ellos está ‘Los años de peregrinación del chico sin color’, de Haruki Murakami. Poco tiempo tuvo que esperar en la estantería, estaba deseando ponerme con él y fue una primera toma de contacto muy buena. En esta novela el autor se centra en la historia de Tsukuru, lo vamos acompañando en su presente y también vamos recordando, junto a él, su pasado. Me parece una buena novela para comenzar a leer al autor, una novela sencilla y asequible en la que ya se pueden entrever las principales características del autor. Una historia muy real con toques fantásticos, con unos personajes muy bien formados y con las referencias musicales tan habituales del autor. Una historia sencilla que con sus continuos giros inesperados consigue sorprender al lector. La única pega que le encontré a esta novela fue el final abierto, ahora ya estoy más acostumbrada, es algo habitual en las obras del autor. Tras este primer acercamiento, me quedé con ganas de más y tardé muy poco en volver a leer algo del autor. Me decanté, debido a varias recomendaciones, por ‘Al sur de la frontera, al oeste del Sol’, novela que a día de hoy sigue siendo mi favorita del autor. Han pasado tres años, desde su lectura, y se me sigue poniendo un nudo en la garganta cada vez que recuerdo esta novela. El autor, en este caso, se centra en el amor, en la parte difícil, en lo doloroso que puede resultar. Nos encontramos ante una historia bonita, de las que dejan huella, una historia que trasmite melancolía, nostalgia. Volvemos a encontrarnos unos personajes muy bien formados y también la importancia de la música. Además, en este caso, el autor utiliza la muy bien la confusión realidad-sueño, confunde totalmente al lector. A pesar de haber leído más novelas del autor, no me he encontrado ninguna que me dejara el mismo poso que esta, no he encontrado ninguna que para mi fuera tan especial como esta.

“En este mundo hay cosas que son recuperables y otras que no. Y el paso del tiempo es algo definitivo. Una vez has llegado hasta aquí, ya no puedes retroceder.”

Después de esta lectura, me tomé un respiro con el autor y tuvo que pasar más de un año para que volviera a tener entre mis manos otra novela suya. En ese momento decidí dar el paso y leer una de sus novelas más conocidas, ‘Tokio Blues‘, y sinceramente, de lo todas las novelas que he leído del autor, es la que menos me ha gustado. Venía de leer una novela, del autor, que me pareció redonda y esta me supo a poco, no me pareció para tanto. En este caso, el autor se centra en diferentes temas, como los desequilibrios mentales o el suicidio y las consecuencias para la gente que queda. Volvemos a encontrarnos con unos personajes muy bien formados, aunque en este caso el que más me gustó fue un secundario, y con las referencias musicales. Lo que menos disfruté fue un suceso que ocurre hacia el final, me pareció fuera de lugar, y el final en si, me ha parecido horriblemente abierto. Ha pasado tiempo y tengo algo claro, me equivoqué en el orden de lectura, tendría que haberlo leído antes que ‘Al sur de la frontera, al oeste del Sol’. Pasaron unos meses y me animé a leer ‘After Dark’, que sin ninguna duda es la novela más extraña que he leído del autor. Ha sido una novela que me mantuvo desconcertada durante toda su lectura, no sabía que esperarme, la verdad. A pesar de ser tan extraña tengo que reconocer que ha sido una de las novelas que más he disfrutado del autor. Una novela con una historia muy original, diferente y curiosa. En este historia tenemos dos protagonistas y los capítulos se van alternando, se centran en una u en otra. Por un lado, disfruté muchísimo de los capítulos que se centran en una de ellas, y en cambio, los que se centran en la otra no me convencieron del todo, me resultaron insulsos en ciertos momentos. Ha sido una lectura que disfruté mucho pero que tengo claro que no es apta para cualquier persona, no la recomendaría a la ligera, la verdad.

“Por más que ocultemos los recuerdos, jamás podremos borrar la Historia.”

Los siguientes dos libros que he leído, del autor, no los tengo en mi estantería pero tenía que incluirlos en esta entrada. En su momento los cogí en la biblioteca y tengo claro que uno de ellos, acabará en mi estantería. El siguiente libro que leí del autor fue ‘La biblioteca secreta’, un relato breve e ilustrado. Hasta el momento es el único relato que he leído del autor y sinceramente, no me dejó muy buen sabor de boca. En aspectos generales el relato me dejó un poco indiferente, me pareció una historia bastante floja para lo que me tenía acostumbrada el autor. Lo que más se disfruta de este libro son las ilustraciones, que hacen que le dan mucha más fuerza a la historia. Una lectura que no está mal pero que no es nada del otro mundo. Debido a esta pequeña decepción no me animé a leer más relatos del autor pero creo que ha llegado el momento de cambiar esto. Y por último, he leído ‘Sputnik, mi amor’, novela que no tengo en mi estantería pero que espero tenerla en algún momento. En esta novela, el autor nos habla del amor, de una forma diferente, se centra en el amor no correspondido entre varios personajes. El autor trata este tema de una forma increíble y consigue que nos pongamos en la piel de cualquiera de los personajes. Aunque en esta lectura he vuelto a encontrar detalles que no me han gustado. En concreto hay una reacción, de dos de los protagonistas, que me puso de los nervios, no me pareció nada creíble. Y otro de los detalles que no me convenció fue de nuevo el final abierto, dejando con demasiadas preguntas que quedan sin respuesta.

“…y leía mis libros a solas y en silencio. Los releía y cerraba los ojos y me llenaban de su aroma. Sólo aspirando la fragancia de un libro, tocando sus páginas, me sentía feliz.”

Llevo más de un año sin leer a Murakami y espero ponerle remedio pronto, para ello tengo dos libros suyos esperando en la estantería. Por un lado tengo ‘1Q84 #1 Y #2’, novela a la que tengo bastante respeto pero que en el fondo sé que voy a disfrutarla. Tengo pendiente hacerme con el siguiente libro, el que contiene la tercera parte, aunque me han dicho que no es tan bueno como el primer libro. Y por otro lado tengo ‘Escucha la canción del viento y Pinball 1973’. Estas dos novelas, de las primeras del autor, estaban solamente disponibles en japonés e inglés y tras bastante tiempo el autor por fin dio permiso para la traducción. Escucha la canción del viento es la ópera prima del autor y Pinball 1973 la escribió al año siguiente como continuación, la historia transcurre tres años después.

→ ¿Habéis leído alguno de los libros que nombro? ¿Cuál es vuestro libro favorito de Murakami? ¿Por qué libro me recomendáis continuar con el autor?

→ Lore, del blog El café Lou, publicó recientemente una Guía de Haruki Murakami para principiantes, os animo a que le echéis un ojo. 

– Viajar leyendo | Bielorrusia –

Mañana comienza el tercer mes del año y con él llega el tercer viaje, que en este caso es un viaje que llevaba tiempo posponiendo. mountain-pointCuando me puse a escoger los países para el reto, tenía muy claro que uno tenía que ser Bielorrusia. Tengo en mi estantería esperando a Svetlana Alexievich y no podía posponer más esta lectura. Pero como siempre, en estas entradas, no solo os hablaré de esta autora sino también de otros autores de esta nacionalidad.

– Como ya he dicho al principio, he escogido este país por la autora Svetalana Alexievich, autora que destaca con sus libros de ensayo. La mayor parte de su obra está enfocada en la historia más desconocida de Bielorrusia: el dominio soviético, el paso a la Perestroika y los años posteriores a la desintegración de la Unión Soviética. Pero también da un paso más allá, también ha investigado y escrito sobre otros momentos de la historia, como las consecuencias de la II Guerra Mundial o el suceso de Chernóbil. El año 2015 fue muy importante para esta autora, ya que al recibir el Premio Nobel de Literatura recibió también un gran impulso y fue cuando comenzó a ser reconocida, tanto por su trayectoria literaria como por su activismo social. Gracias a esto en castellano tenemos disponibles varias de sus obras, entre las que se encuentran ‘Voces de Chernóbil’ o ‘Los muchachos de zinc’. En ‘Voces de Chernóbil’ se centra en las historias de supervivientes de este desastre nuclear, y en ‘Los muchachos de zinc’ se centra en testimonios de la guerra de Afganistán. En mi caso voy a leer a lo largo de este mes ‘La guerra no tiene rostro de mujer’, donde se les da voz a las mujeres que combatieron durante la segunda guerra mundial. Tengo muchísimas ganas de leerlo y espero poder hablaros de esta lectura pronto.

Itsjok Katzenelson fue un destacado miembro de la literatura judía de principios del siglo XX, escribiendo tanto poesía, narrativa y piezas teatrales. Cuando ocurrió la invasión de Polonia, él y su familia huyeron a Varsovia, donde fueron atrapados y recluidos en el Gueto. Allí, Itsjok, dirigió una escuela clandestina para niños judíos. Pasó el tiempo y las cosas no le fueron muy bien, ya que fue detenido por las tropas nazis y trasladado al campo de Ausxhwitz, donde todo indica que fue ejecutado.  En castellano tenemos disponible su obra ‘El canto del pueblo judío asesinado’, un poemario que tiene mucha historia. Antes de su deportación a Auschwitz, estuvo en un campo de internamiento de Francia, y allí ocultó el manuscrito de esta obra en tres botellas selladas y enterradas bajo las raíces de un pino. Las señas de donde están las botellas enterradas, las comparte con algunos de sus compañeros. Cuando ese campo fue liberado, una de las internas desentierra las botellas y saca a la luz esta obra. Sin duda es una historia que llama mucha la atención y que es muy curiosa.

Por más que he buscado, no he encontrado más autores bielorrusos traducidos al castellano. Así que he decidido añadir un autor extra que me ha llamado la atención y que por desgracia ninguna de sus obras están traducidas al castellano. Pero quería hacerle un pequeño hueco en esta entrada porque podéis encontrar sus obras en otros idiomas, como por ejemplo en italiano.

Ephraim Sevela destacó tanto en su faceta de escritor como en la de director de cine y como dramaturgo. Nació en una familia de un oficial judío, por lo que su vida no fue muy fácil. Durante la Guerra fue evacuado y es cuando comenzó su amor por la escritura. En este mundo comenzó escribiendo guiones de películas patrióticas. Más adelante comenzó a escribir novelas, novelas patrióticas, filosóficas y repletas de humor judío. Sus trece obras más famosas han sido traducidas y publicadas en varios países del mundo, como Suecia, Italia y Países Bajos. Como ya he dicho, por desgracia en castellano no tenemos disponible ninguna de sus obras.


→ Siento que esta entrada sea tan corta pero no he encontrado mucha información sobre la literatura bielorrusia. Contadme, ¿habéis leído a alguno de los autores de los que os hablo?.

⇒ Podéis ver los viajes anteriores en estas entradas: Viaje a Brasil y Viaje a Vietnam.

– El año de Gracia y La habitación de Nona | Cristina Fdez Cubas –

Uno de mis mejores descubrimientos del año pasado fue Cristina Fernández Cubas, como ya os conté en esta entrada. Acudí a la charla que dio en el festival Celsius sin dsc01626saber nada sobre ella, y salí de aquella sala con muchísimas ganas de descubrir su obra. En esa charla, las palabras de la autora despertaron mucha curiosidad, me llamó la atención tanto con una vieja que no era como aparentaba y con unas ovejas carnívoras. No sabía muy bien porque libro suyo decidirme y al final la balanza se inclinó hacía esas ovejas carnívoras y me compré ‘El año de Gracia’. Fue el primer libro que leí de ella y sabía que no podía tardar en descubrir a esa vieja que no era lo que aparentaba, y fue cuando me puse con ‘La habitación de Nona’. Yo ya estoy conquistada por esta autora, aunque este año pretendo ahondar más en su obra, y hoy pretendo que os conquiste también a vosotros.

En ‘El año de Gracia’ conocemos a Daniel, nuestro protagonista, que está pasando por una época un poco confusa. Debido a esto, su hermana decide concederle un año de descanso, un año sabático. La hermana, Gracia, pretende que en este año se busque a si mismo y que se centre. Daniel piensa que va ser una diversión este año pero resulta que, por causas de la vida, acaba naufragando en una isla desierta y muy siniestra.

“Los primeros rayos de sol asomando por las rendijas de la ventana, mis queridos libros en perfecto orden encima del escritorio, olor a café y a pan tostado…”

Estás leyendo este relato y te das cuenta de que estás ante una autora que merece muchísimo la pena. Y es que la forma de escribir de Cristina Fernández Cubas, te va calando, te va conquistando a medida que avanzas. Sus palabras y sus descripciones consiguen traspasar las páginas. La autora consigue que el lector se ponga en la piel del protagonista, sentimos lo mismo que siente él. Al principio sentimos junto a él la emoción de tener un año pagado pero, a medida que a él le van cambiando los sentimientos, nuestros sentimientos también van cambiando. También consigue trasladarnos a los escenarios donde se desarrolla la historia. Nos traslada a los momentos del naufragio, nos traslada a su ‘nuevo hogar’, la isla. Sin duda, me encantó la idea de esa isla desierta, me la imaginaba totalmente verde, naturaleza pura. Creo que queda claro, que lo que más disfruté de este relato fue de la forma de escribir de la autora. Y es que tiene una gran capacidad para transformar una historia normal en una historia oscura e inquietante (cosa que también consigue en el otro libro que leí suyo). Poco a poco va creando una atmósfera muy inquietante, que pone los pelos de punta al lector.

También me gustaría destacar como trata el tema de la soledad y los efectos secundarios que genera. Te encuentras en una isla tú solo, no sabes ni donde estás y te das cuenta de que no hay nadie más. ¿Cómo actúa tu mente ante esto? ¿Qué es lo primero que pasa por tu cabeza? ¿Cómo vas a salir de este problema en el que estás enfrascado? Miedo, comeduras de cabeza, locura, alucinaciones… Todo esto está reflejado perfectamente en esta historia. Pero, sinceramente, no todo ha sido bueno en esta lectura, y es que este primer contacto con la autora no me convenció del todo. Disfruté de su forma de escribir, de la atmósfera que crea, de como trata el tema de la soledad, pero eché de menos un poco más de acción, un poco más de ritmo.

Después de este sabor de boca agridulce, me animé a leer su recopilatorio de cuentos ‘La habitación de Nona’. Soy una persona que no pillaba el gusta a leer relatos pero poco a poco les he cogido el gusto y cada vez los disfruto más. En este recopilatorio nos encontramos con seis cuentos muy diferentes entre si pero que dejan las mismas sensaciones. Y es que me ocurrió como con ‘El año de Gracia’, me encandiló la forma de escribir de la autora y su capacidad de transformar algo muy cotidiano en algo terriblemente inquietante.

“No hay nada peor que decir la verdad y que no te crean. O te tomen a broma. O no quieran escucharte, como me acababa de ocurrir a mí.”

El primer cuento que nos encontramos es ‘La habitación de Nona’, que es el que da nombre al libro. En este cuento se nos narra una complicada relación entre dos hermanas, pero resulta que estamos ante algo bastante más complejo. La autora juega con nosotros hasta el final y el final del cuento hace que lo queramos volver a leer desde el principio. Continuamos con ‘Hablar con viejas’, cuento que nos inquieta y que nos puede hasta causar una pequeña paranoia. Y es que en este cuento se refleja perfectamente que las apariencias engañan totalmente. ¿En quién confiar y en quién no? ¿Realmente la gente buena es tan buena y la mala tan mala?. ‘Interno con figura’ es el cuento que más he disfrutado, sin ninguna duda. Se desarrolla a partir de una visita a una exposición, donde se encuentra el cuadro que pone imagen al libro y que da título a este cuento de Adriano Cecioni. Esa visita a la exposición cambia la vida de la protagonista y es testigo de algo terrible, no digo nada más. El cuento que más he disfrutado, el que más me ha impactado.

Continuamos con ‘El final de Barbro’ donde el lector es testigo de como la llegada de un nuevo miembro a una familia lo trastoca absolutamente todo. Además, ese nuevo miembro nos inquieta desde un principio, sabemos que esconde algo. En ‘La nueva vida’ la autora nos abre su corazón. Es el cuento más personal, el que más sentimientos contiene y encima tiene toques autobiográficos. ¿Cómo afecta a cada persona el paso del tiempo?. Y por último, nos encontramos con ‘Días entre los Wasi-wano’ que, sinceramente, es el que menos he disfrutado, el que menos me ha convencido. Es un cuento que contiene otro dentro y no me conquistó mucho, la verdad.

Como siempre, hay cuentos que gustan más que otros, pero sinceramente nos encontramos ante una selección que merece mucho la pena. Espero que os animéis, si aún no lo habéis hecho, a leer a Cristina Fernández Cubas y que disfrutéis de ella tanto como yo.


→ ¿Queréis leer más opiniones de ‘El año de Gracia’? Podéis hacerlo en los blogs Fábulas estelares, A través de otro espejo y Miradas enlatadas

– Literatura oriental en mi estantería (III) –

Mi amor por la literatura oriental se refleja en mis estanterías, por lo que hace un tiempo decidí ir enseñando los autores orientales que en ella habitan. Ha llegado el momento de publicar la tercera entrega de esta sección. Si aún no habéis leído las entradas anteriores, os recomiendo hacerlo (primera entrada y segunda entrada). En este caso, como en la entrada anterior, los tres autores son japoneses.

japon2

 

En la entrada anterior os hablé de tres autores que ya había leído, en este caso no he leído a los tres. Y he decidido comenzar por la autora a la que aún no he leído, pero espero no tardar en hacerlo, Kiharu Nakamura. De Kiharu tengo su novela autobiográfica ‘Vida de una geisha: memorias de una auténtica geisha’. Novela que aún no he leído pero me gustaría hacerlo a lo largo de este año. Kiharu siempre estuvo muy interesada por el mundo de las geishas, desde que era muy niña. Su padre tenía un hospital donde la mayoría de clientes eran geishas, y eso hizo que se interesara aún más por su mundo. Llegó el momento, a los dieciséis años, en el que decidió formarse como una de ellas, a pesar de que su madre se oponía totalmente. Como curiosidad, en su época fue la única geisha que sabía hablar en inglés. Trabajó en este mundo hasta que se casó y, junto a su marido, se fue a vivir a Calcuta hasta el comienzo de la II Guerra Mundial. En ese momento tuvieron que volver a Japón, pero por diferentes circunstancias se quedó sola y tuvo que empezar a cuidar a la madre y abuela de su casa de geishas. A partir de este momento tuvo una vida bastante complicada, pero he decidido no ahondar más en ella, sino descubrirla cuando lea su novela. Cosa que espero hacer en cuanto pueda y hablaros en el blog más extensamente sobre ella.

Los dos siguientes autores de los que os voy a hablar están enlazados entre si, por decirlo de alguna forma, Yukio Mishima y Yasunari Kawabata. Estos dos autores eran amigos, Kawabata era el mentor de Mishima. Pero no me centraré en ellos como amigos, ni en su relación, sino que quiero hablaros de cada uno de ellos. Voy a comenzar por Yukio Mishima, autor al que descubrí el año pasado, leyéndolo dos veces. En cuanto a su vida, no me voy a extender, he decidido dejaros el vídeo (Hablemos de… Yukio Mishima)  que publiqué en mi canal hace un tiempo, en el que ahondo y hablo de la vida de este autor. En cuanto a las obras que tengo ahora mismo, son dos, aunque una es un préstamo de un amigo, pero decidí meterla en esta entrada. Por un lado tengo ‘El color prohibido’, fue la primera novela que leí del autor. Es una de las novelas más extensas del autor y tengo que reconocer que le tenía un poco de miedo. Cuando lo leí, recuerdo que tenía sentimientos encontrados, me gustó como estaba escrito, como Mishima trabajaba los personajes y describía los detalles. Pero, había un pero muy grande, y es que la mujer solamente aparecía para ser vejada, y eso dejaba un sabor agridulce. Hace un tiempo que quiero recuperar mi opinión en este blog y no creo que tarde en hacerlo, para poder extenderme más. En cuanto a el otro libro suyo, es ‘El marino que perdió la gracia del mar’, novela que he leído más recientemente y de la que todavía no publiqué mi opinión (próximamente lo haré…). En este caso se trata de un relato más breve y tengo que reconocer que en aspectos generales me dejó mejor sabor de boca. Volví a encontrarme con esas descripciones, con esos silencios que aportan mucho a la lectura. Sinceramente, he disfrutado mucho de esta lectura y me ha dejado con ganas de más, con ganas de seguir descubriendo a este autor. Como inciso quiero decir, que próximamente publicaré las dos entradas de estos dos libros, porque es un autor que ha sido todo un descubrimiento para mi y es poco vergonzoso que no tenga las opiniones de sus libros publicadas.

En cuanto a Yasunari Kawabata, lo descubrí gracias a la lectura conjunta de ‘País de nieve’, organizada por Isa-Janis en el 2014, si no recuerdo mal. Recuerdo perfectamente los sentimientos que me despertó esta lectura, no me convenció del todo pero las descripciones del autor me apasionaron. Me gustó mucho como estaba narrada la historia pero mi gran problema es que no conecté con los personajes. Tuvieron que pasar dos años para que volviera a leer a este autor, y fue con ‘Kioto’, novela con la que me conquistó totalmente el autor. De esta novela tenéis una opinión más extensa en esta entrada. En aspectos generales decir que me apasionó la forma de narración, como se para en ciertos detalles, como describe los escenarios de la novela. Ha sido una lectura muy bonita y que me deja con ganas de seguir descubriendo a este autor. Y ahora tengo otra de sus novelas esperando su momento en la estantería, ‘El rumor de la montaña’, novela que pretendo, y espero, leer en a lo largo de este año. En cuanto a su vida, es muy extensa, así que he decidido hablaros de algunas curiosidades sobre él. Kawabata fue el primer escritor japonés que recibió el Premio Nobel de Literatura, en 1968. Esto fue un hito ya que estos premios suecos no tienen mucha consideración a los autores nipones. Tuvieron que pasar 67 años, desde la creación del premio, para que un autor nipón fuera reconocido con este premio. Otra curiosidad es que aunque principalmente se le conoce por ser escritor, también fue guionista y actor de cine. En un futuro me gustaría grabar un vídeo para el canal, o hacer una entrada para el blog, hablando más extensamente de su vida.


→ ¿Habéis leído a alguno de estos tres autores? También me gustaría, que me dejarais en comentarios recomendaciones de literatura oriental.