🔖 La vegetariana | Han Kang

Me siento, me pongo frente al ordenador y me encuentro este folio en blanco. Un folio en blanco que hoy me da vértigo cuando otras veces me da alas. ¿Cómo hablar de este libro?, ¿cómo plasmar todo lo que significa esta lectura? Al final de la novela, nos encontramos con la experiencia de la traductora, Sunme Yoon, y ella describe de una forma maravillosa lo que se siente con esta novela. “No fue una simple satisfacción profesional por haber encontrado un buen libro para traducir sino una sacudida que hizo resonar las fibras más íntimas de mi ser, como hacía mucho tiempo que no lo hacía ninguna.” “Me pareció una novela singularmente lírica y bella, pero no con la cabeza serena y placentera que nos trasmiten las cosas convencionalmente bonitas y agradables sino con esa belleza perturbadora e inusitada que nos corta el aliento y nos deja temblorosos, como cuando nos asomamos a un precipicio sin fondo o experimentamos la finitud bajo las incontables estrellas del universo.” ¿Y cómo hablar ahora de esta lectura, después de esas palabras de la traductora?

Un día te levantas, te sientes diferente, hay algo que te inquieta y decides cambiar un hábito de tu vida. ¿Cómo reacciona tu entorno ante esta decisión? Lo primero que harán será pensar que es algo pasajero, una llamada de atención, que ya se te pasará. Empiezan a tratarte de loca, de rara, de diferente… No lo entienden, no lo aceptan y tampoco lo respetan. 18221893_423034101408040_2945644684417613350_n¿Tan complicado es respetar la decisión de una persona? ¿Tan complicado es entender que cada persona es libre para decidir lo que quiere hacer? Pues parece ser que sí, que es muy complicado, que no podemos vivir sin cuestionar las decisiones de los demás.

Han Kang lo plasma perfectamente en esta novela. En ella nos narra la historia de Yeonghye, dividida en tres partes narradas desde tres diferentes puntos de vista. En esas tres partes veremos cómo su entorno cuestiona su decisión, ni la comprenden ni la respetan. Un día, nuestra protagonista, sufre una pesadilla, y cuando se levanta decide que no volverá a comer ningún alimento proveniente de origen animal. Las pesadillas se repiten y eso hace que el tema de la alimentación vaya a más. Lo que ella no se imagina es como esto va a repercutir en su vida, en su entorno, en su familia.

“De hecho, jamás he podido sentirme cómodo con las mujeres bonitas, inteligentes, sensuales o provenientes de familias adineradas.”

La primera parte está narrada por el marido de la protagonista. Conocemos el cambio, conocemos la situación, desde su punto de vista. Es un hombre detestable, ya lo refleja en una de sus primeras frases (la que he puesto en el párrafo anterior) y ese sentimiento de odio va a más. Es un hombre que le da igual todo, no le importa lo que le pase a su mujer solamente se centra en él mismo, en cómo va a repercutir en él la decisión de su mujer. Desde mi punto de vista, este hombre tiene un gran temor a que le hagan sentir inferior. Su mujer toma una decisión, decide hacer un cambio por sí misma, y él considera que eso es un insulto hacia él, una humillación. A continuación, nos encontramos con el siguiente narrador, el cuñado de la protagonista, marido de su hermana. Un hombre que no es cómo parece, un hombre que tiene un interés oculto. No voy a centrarme en lo que hace o deja de hacer, pero tengo que reconocer que también le cogí bastante odio. Considero que la autora utilizó a los dos narradores masculinos para reflejar muchas de las actitudes de los hombres de su cultura. Una crítica a una sociedad tan cerrada, a una sociedad en la que las mujeres son bastante sumisas con sus maridos. Por ejemplo, cuando deja de comer carne y comienza a adelgazar, le está haciendo un feo a su marido porque se está quedando en los huesos, está perdiendo belleza. No importa si está bien de salud o no, no importa porque ha tomado esa decisión, sino que está humillando a su marido. En cuanto al cuñado, no voy a entrar en lo que sucede, pero considero que me parece más horrible aún que su marido.

“Es una sensación imposible de imaginar si no se ha vivido antes… Es perentoria, frustrante y tibia como la sangre que aún no se ha enfriado.”

En la última parte nos encontramos el punto de vista de la hermana de la protagonista. Considero que ha sido una parte que se centra en la reflexión y también en el arrepentimiento. Una persona de tu entorno lo está pasando mal, ¿has hecho todo lo que estaba en tus manos para ayudarla? Cuando las cosas van mal, cuando están en el peor momento, es cuando te pones a pensar si has hecho todo lo que has podido.

La protagonista no tiene mucha voz en esta novela, conocemos su historia por los testimonios de su entorno. Pero a mi me ha quedado algo claro, me ha mandado un mensaje, por decirlo de alguna forma. En este caso, el empezar a ser vegetariana no es una simple decisión, es un desafía a la sociedad en la que vive, es el comienzo de su propia revolución. El comienzo de un cambio, es el querer decidir por sí misma, tomar sus propias decisiones. Yeonghye es una protagonista a la que se le pilla cariño, a la que querrías abrazar, a la que querrías ayudar. Una mujer incomprendida, una mujer a la que no le quieren dejar volar, a la que le quieren cortar las alas.

“Pensaba que la vida era muy extraña. La gente comía, bebía, iba al baño, se bañaba y seguía viviendo después de pasar por cualquier hecho, incluso el más terrible.”

Estamos ante una novela que horroriza al lector. Horroriza leer de lo que es capaz el ser humano, el poco respeto y comprensión que hay. No se aceptan los cambios, no se respeta a las personas que deciden ser diferentes. Es una novela perturbadora pero que a la vez te conquista, te apasiona, no puedes dejar de leer y de saborear cada palabra. Es una novela que mantiene al lector alerta, que le pone los pelos de punta en ciertos momentos y que le hace reflexionar. Es una novela que recomiendo totalmente, que tendría que leer todo el mundo.

⇒ Para terminar, quiero elogiar la maravillosa edición que es obra de la editorial :Rata_. Al comienzo del libro, nos encontramos un prólogo de Gabi Martínez en el que analiza un poco la cultura y la situación. Al final nos encontramos con una entrevista a la autora, realizada por Milo J. Krmpotić. De esa entrevista quiero destacar la siguiente frase de la autora: “Rechazando la carne, Yeonghye, la protagonista, rechaza la violencia del ser humano.”. A continuación tenemos la experiencia de la traductora, Sunme Yoon, que me una auténtica maravilla. Y para finalizar, una carta de amor de :Rata_. Además, tiene bastantes detalles escondidos. Sin duda, es una edición que se nota que está tratada con mucho mimo.


📖  Traducción: Sunme Yoon | 223 pag. | :Rata_ | 2007 – 2017 | 5/5

📎 Más reseñas de este libro: Grama.G, In the never never