En septiembre fui al cine a ver Café Society (mi opinión aquí), una película que me sorprendió y que hizo que mipcambiara de opinión respecto al cine de Woody Allen. No soy amante de este director, aunque no había visto su filmografía, la verdad. Tras lo que disfruté de Café Society sabía que tenía que ver algo más suyo, y fue cuando a finales de año me animé con Midnight in Paris y me enamoré por completo. Midnight fue una gran sorpresa y está entre las mejores películas que he visto el año pasado. Comencé a verla sin expectativas buscando una película que me gustara y me entretuviera y me encontré con algo mucho más profundo, una película que me gustó de principio a fin y que me sorprendió porque no tenía ni idea de que trataba. Y es que es lo que más me gusta, ver una película sin haber leído su argumento, quiero ir lo más ciega que pueda, que la trama sea totalmente desconocida para mi. Después de lo que he disfrutado de esta película seguro que no tardo en ahondar más en el cine de Woody Allen. Este es un buen ejemplo de que las primeras impresiones no son buenas.


Owen Wilson interpreta al protagonista de esta película, un escritor norteamericano que es tumblr_nav1dlk6xd1r3xxruo4_r9_540bastante bohemio. Acude a París con su prometida Inez, interpretada por Rachel McAdams, y los padres de ésta. Nuestro protagonista es un amante de los años 20 y mientras recorre las calles de París cae en una especie de hechizo. A medianoche se ve transportado a otra época donde conocerá a personajes que jamás pensó que podría conocer.


¿Quién no ha soñado alguna vez con vivir en otra época? Se podría decir que todo el mundo no está cien por cien satisfecho con la época en la que le tocó nacer y vivir, en cierto modo nos gustaría haber nacido en otra completamente diferente. Por ejemplo, a mi me atrae mucho los años 50 en Nueva York pero probablemente la gente que nació y se crió en aquella época preferiría haber vivido en una época anterior y así sucesivamente. Esto le pasa a nuestro protagonista, que le hubiera encantado pertenecer a los años 20, adora aquella época, le apasiona y le obsesiona. Y cuando cae en ese hechizo, cuando a medianoche se transporta a los años 20, se encuentra con una persona que no está satisfecha con la época en la que vive, preferiría la Belle Époque. Esta situación hace reflexionar a la persona que está viendo la película, las personas nunca estamos conformes, al cien por cien, con lo que nos toca vivir. Sentimos admiración por algo que no supieron valorar del todo en el pasado. Un gran ejemplo lo hay en esta película: el protagonista no valora su presente si no que envidia a las personas que vivieron en los 20, pero esa persona de los 20 no valora haber vivido en esa época si no que valora más la Belle Époque y esto seguiría siendo así continuamente. Es un tema de la película que me llamó mucho la atención y que me parece que refleja perfectamente a la población en general. Y ahora ya dejo este tema a parte para ahondar más en el resto de la película, pero quería comenzar con este detalle que tanto me ha hecho pensar.

En Midnight in Paris hay dos partes claramente diferenciadas, el presente que no me tumblr_o7j6wj8vqf1rfd7lko1_500convenció del todo, y los años 20 que es la parte de la película que más disfruté, sin duda. En el presente nos encontramos con el protagonista, su prometida y la familia y amigos de ésta. Inez, interpretada por Rachel McAdams, me pareció un personaje aborrecible, no pude con ella, no la soportaba. Es un personaje egoísta, solamente piensa en ella, y no sé que hace con su prometido ya que considero que ni lo respeta ni lo valora. Solamente siente admiración por su amigo, otro personaje al que aborrecí ya que me parece un listillo, cree que sabe de todo y que no hay nadie más listo que él… En el presente acompañamos al protagonista en sus recorridos por las calles de París, consigue transportarnos y parece que estamos paseando con él por la mágica ciudad.

Pero sin duda, lo que más destaca en esta película y lo que más he disfrutado son esos ‘viajes’ al pasado, a los años 20. Destaca el reparto, me ha parecido un reparto más brillante que el del presente, y destaca por la trama que brilla más. Tal vez me gustó más esta parte porque es una época que también me gusta, como al protagonista.

De la mano de nuestro protagonista volvemos a recorrer las calles de París, pero unas calles distintas, las calles que recorrían los Fitzgerald, Hemingway, Picasso o Dalí entre otros muchos. En estos momentos, en los que conocemos a estos artistas, es donde reside la magia de esta película, nos metemos en sus vidas y eso a mi me ha apasionado. Pero como ya he dicho, no solamente sobresale la trama de esta época si no que también sobresale el reparto. No soy muy amante de Marion Cotillard y en esta película me ha fascinado interpretando a Adriana. Me ha fascinado tanto su interpretación como su personaje. Tom Hiddleston y Alison Pill hacen un gran trabajo interpretando a los Fitzgerald, considero que están brillantes. Kathy Bates también destaca interpretando a Gertrude Stein y Adrien Brody a Salvador Dalí. Pero sin duda, una de las interpretaciones que más disfruté es la de Corey Stoll como Hemingway, está brillante.

Sin duda es una película que enamora de principio a fin, el final me ha parecido muy bonita, un final perfecto para esta historia. Como ya dije al principio, seguiré ahondando en el cine de Woody Allen aunque tengo claro que va a ser complicado que todas sus películas me apasionen tanto como esta. Midnight in Paris ha sido una grata sorpresa que espero volver a disfrutar de nuevo en algún momento.

→ Y ahora necesito vuestra colaboración, de Woody Allen he visto Blue Jasmine, Irrational man, Café Society y ahora Midnight in Paris, ¿con qué película del directo me recomendáis seguir?

Anuncios